Arándanos: exportar a China exige fruta de calidad y buena logística

El presidente de Apratuc encabezó una recorrida por campos y empaques con los visitantes extranjeros.

02 Dic 2017
1

CON APRATUC. La presencia de la comitiva de China es importante, ya que puede permitir encontrar otro importante mercado para la producción de arándanos de la región del NOA.

La visita de un grupo de técnicos chinos a Tucumán, para conocer cómo se trabaja e investiga en nuestra provincia en relación con la producción de arándanos, se tradujo en visitas a campos productivos, empaques, el Aeropuerto local y las instalaciones de la Estación Experimental Obispo Colombres (Eeaoc) y en una reunión con funcionarios del Senasa.

LA GACETA Rural dialogó con el presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán (Apratuc), Francisco Estrada, para hacer una evaluación de los temas abordados con la delegación extranjera, sobre las expectativas que dejaron y la evolución de la campaña productiva 2017.

- ¿Cómo fue esta visita?

- Se trató de una delegación de China, interesados en conocernos y ver cómo producimos y trabajamos. El sector productivo hizo una presentación, mientras que recorrimos un empaque porque los visitantes estaban interesados en ver cómo tratamos la fruta para evitar la “Mosca de los frutos”.

En la visita a la Eeaoc, se informaron sobre cómo trabajaron y validan el sistema con tratamiento de “Bromuro de metilo”. Y en el caso del Aeropuerto Benjamín Matienzo, recorrieron las instalaciones y se informaron cómo se organizan y se realizan los envíos de fruta al exterior.

- ¿Fue un encuentro importante?

- Sí, muy importante para quienes trabajamos y luchamos para abrir la exportación a China y pasar ese examen. Ellos están muy interesados en los temas “cuarentenarios”.

Se trata (los visitantes) de gente que trabaja para un instituto especial sobre temas cuarentenarios; ellos estudian todos los productos que se importan a China.

Ha sido una visita absolutamente técnica, muy importante porque Tucumán tiene un liderazgo conocido en el mundo en cuanto a investigación en cuestiones fitosanitarias.

Ellos conocen qué hace y cómo trabaja la Eeaoc, y en Tucumán se gestó el protocolo que regirá la comercialización de arándanos con China.

El desafío que nos queda es trabajar con calidad y fortalecer nuestra logística. Tendremos que trabajar mucho para hacer negocios.

- Entonces, ¿existe un protocolo?

- Hoy no podemos exportar arándanos a China. El protocolo fue acordado, pero faltan las firmas de los respectivos organizados fitosanitarios: el Senasa argentino y su similar chino.

Además, falta que, para hacer la primera exportación, ellos (los chinos) vengan a presenciar cómo se prepara todo en los campos y empaques, y someternos a un monitoreo previo, seis meses antes de concretar esa primera exportación. Así es que aún nos falta mucho como para poder enviar el primer embarque de arándanos frescos con destino a a China.

- ¿Qué balance hacen de la campaña 2017?

- Esperamos conocer los precios finales para hacer el balance económico. Podemos decir, con satisfacción, que pudimos exportar durante un mayor lapso de tiempo que el previsto: preveíamos una campaña más corta; además, en octubre hubo una baja de precios, pero repuntaron en noviembre y así se mantuvieron, lo que nos permitió seguir trabajando y exportando toda la fruta fresca de calidad que producimos. También percibimos que el mercado exterior estuvo más ordenado, respecto de lo que fueron las operaciones en 2016. La mayor demanda pudieron administrarla correctamente y hacer circular los stocks, de manera que pudo fluir con normalidad esa fruta fresca.

En cuanto a los congelados, como los campos produjeron un poco menos y exportamos más de lo previsto, a industria se terminó enviando menos fruta con ese destino.

Por eso, puedo concluir que tuvimos una temporada razonablemente buena como para trabajar bien. China 2018: esperamos que sea la vedette de la próxima campaña.

Comentarios