Rugby: en el seleccionado subsiste la ilusión de ser campeones

27 Nov 2017
1

SINTONÍA. “Si hoy volviéramos a jugar contra Buenos Aires sería distinto. Estamos más afianzados”, aseguró Gonzalo García. prensa uar

En este ir y venir de números y escenarios posibles que plantea el Campeonato Argentino y que se reformula con cada fecha que pasa, Tucumán llegará a la última igual que inmediatamente después de la primera: dependiendo de sí mismo, pero también de lo que hagan otros. Más precisamente, de lo que pueda hacer Cuyo el sábado que viene frente a Buenos Aires, un choque a priori desigual, pero en el rugby siempre hay lugar para la sorpresa. Sino, que lo diga Córdoba, el que después de los “Naranjas” parecía el más capacitado para interrumpir el vuelo de las “Águilas”, y que terminó despojado de un triunfo casi abrochado de entrada.

El ángulo y la presión conspiraron contra el efectivo Mauricio Brunetto, que sobre el final falló por lejos el penal que le hubiera devuelto las esperanzas al ahora eliminado Córdoba y el control absoluto de su destino a Tucumán.

Apenas consumado el triunfo sobre Salta, algunos jugadores “naranjas”, como Gonzalo García, se amontonaron en torno a la pantalla de un celular para seguir el angustioso desenlace, mientras que otros, como Juan Martín Guerineau, prefirieron enfilar hacia las duchas y enterarse después.

“Pero durante nuestro propio partido, nada. Ni siquiera en el entretiempo a alguno se le ocurrió preguntar cómo iba Córdoba. Es que estábamos totalmente enfocados en salir a jugar el segundo tiempo mejor de lo que lo habíamos hecho en el primero”, reveló Gonzalo García. “Recién cuando terminó, nos preocupamos por eso. Cuando el 10 de Córdoba falló la patada, supimos que ya no había nada que hacer. Fue una desilusión”, completó el 9.

“Estuvieron cerca, pero no se dio, qué se le va a hacer. Tenemos que enfocarnos en nosotros, en tener una buena semana de entrenamiento y salir a ganar en Rosario. Eso es lo primero, porque si no cumplimos con eso, de nada servirá lo que hagan los otros”, puso los pies sobre la tierra Guerineau.

Además de ganar, Tucumán necesita que Buenos Aires no lo haga ante Cuyo, algo que parece difícil. Sin embargo, el gran triunfo que consiguieron los mendocinos sobre Rosario (43-25) alimenta las esperanzas. “Mendoza sí puede dar la sorpresa”, se anima García. Ojalá...

Comentarios