Un chofer del PE tucumano fue detenido por el crimen de un docente santiagueño

Se cree que encubrió a su socio, que está acusado de un homicidio de tinte pasional

15 Nov 2017
2

LA BÚSQUEDA. Decenas de rescatistas fueron movilizados por este caso. elliberal.com.ar

El consejo de una señora mayor de campo podría haber sido clave para esclarecer un complicado crimen ocurrido en Santiago del Estero. Por este hecho, fueron detenidos Iván Navarro, productor de esa provincia, y Ángel Ortiz, tucumano que sería chofer del Poder Ejecutivo.

Carlos Zárate (foto) desapareció el 2 de octubre misteriosamente en la localidad de Toro Pozo, en el departamento Jiménez, cerca de Termas de Río Hondo. Según contó una fuente judicial, “una tía abuela, desde muy chico, le había enseñado al joven que en caso de que fuera secuestrado dejara rastros con sus pertenencias para que lo pudieran encontrar”. Él hizo eso y arrojó en la puerta de la vivienda del sospechoso un pendrive que fue identificado después por los policías que lo buscaban.

Pronto se supo en la investigación que la víctima y Navarro habrían estado relacionados sentimentalmente con una mujer de esa localidad. La chica, según consta en el expediente, dijo que ella sólo habría mantenido una relación sentimental con Navarro; mientras que con Zárate sólo los unía una amistad. Esa versión habría sido desmentida por los investigadores que analizaron los mensajes que se enviaban la víctima con la santiagueña.

En Tribunales la mujer también habría declarado que Navarro amenazó a Zárate porque pensaba que ella estaba ligada sentimentalmente con él. Por ese motivo, la Justicia ordenó que Navarro fuese detenido y su situación se empeoró porque los uniformados, cuando fueron a buscarlo, encontraron varias armas de guerra, cuya tenencia y portación están prohibidas.

Sin embargo, el lunes la causa tuvo un inesperado giro. Los peritos confirmaron que los restos encontrados en el campo del productor eran humanos. También dijeron que los fragmentos y la carcasa del celular ubicada cerca de donde se produjo el hallazgo eran iguales al de la víctima. Ahora se trata de definir si es posible realizar pericias de ADN, puesto que el cuerpo habría sido carbonizado.

Los fiscales Ignacio Guzmán y Bitar de Papa, con esas pruebas en la mano, acusaron de homicidio a Navarro y ordenaron la detención de Ortiz, por considerar que podría haber tenido alguna vinculación con el crimen. La hipótesis que manejan los investigadores es que el principal sospechoso (no tienen determinado si contó con la ayuda de alguien) habría privado de la libertad a Zárate; luego habría acabado con su vida y, por último, habría enterrado el cuerpo en su campo.

Socios y amigos

Una comisión de la División Homicidios de Santiago del Estero detuvo en esta provincia a Ortiz, que ya había negado cualquier tipo de participación en el hecho.

“Por el momento no está determinado el grado de participación de Ortiz. Hasta ahora tenemos indicios de que él podría haber estado al tanto del crimen. Sí está prácticamente confirmado que no habría utilizado ningún vehículo oficial para cometer el ilícito”, destacó el fiscal Guzmán en una charla con LA GACETA.

El investigador confirmó además que el último detenido es chofer de la Gobernación. Sin embargo, desde el Ministerio de Seguridad y desde la Secretaría de Información Pública dijeron que no está confirmado si efectivamente conducía el vehículo con el que se traslada el gobernador Juan Manzur.

Los vínculos comerciales

“Está totalmente probado que tenían una relación muy estrecha como amigos y tenían vínculos comerciales. Habían realizado algunas siembras como socios y Ortiz le entregaba cerdos a Navarro para que los ubique en su criadero”, explicó el fiscal.

El funcionario judicial anticipó que aún tienen varios elementos para analizar antes de interrogar a Ortiz. “Nos quedan saber algunos resultados de las pericias que les realizamos a los teléfonos de los sospechosos”, indicó.

Comentarios