El fútbol les dio revancha: Martínez y Bossio festejaron por partida doble

15 Nov 2017
1

COINCIDENCIA. Bossio y Martínez habían jugado por última vez en San Martín hace tres años y reaparecieron el domingo. foto de santiago arnedo

El fútbol actual está lleno de exigencias y presiones. Los resultados son el termómetro que miden las sensaciones post partidos. Una derrota se convierte en una mochila difícil de cargar. Un triunfo , en cambio, libera las cargas; renueva las energías y devuelve las sonrisas. Ese cúmulo de sensaciones lo vivió el plantel de San Martín que pasó del trago amargo que le provocó la derrota contra Atlético Rafaela a disfrutar las mieles del éxito en Corrientes, donde cosechó un triunfo tan merecido como valioso frente a Boca Unidos.

El plantel retornó ayer a los entrenamientos. Todos se mostraron felices por el resultado, pero dos de sus integrantes tenían un doble motivo para disfrutar: Maximiliano Martínez y Lucas Bossio. Ambos volvieron a jugar un partido oficial con la camiseta de San Martín después de hace casi tres años. Más precisamente desde el 14 de diciembre de 2014, cotejo que finalizó con victoria 4 a 0 de los tucumanos ante Vélez de San Ramón, por la Copa Argentina.

“Estoy feliz por volver a jugar en el club y porque conseguimos el triunfo”, le comentó “Maxi” a LG Deportiva al finalizar la actividad desarrollada en el complejo “Natalio Mirkin”. Bossio, por su parte, recuerda el sacrificio y el esfuerzo realizado para disfrutar este momento. “Tengo una sensación muy linda. La vine peleando desde que llegue y justo que pude jugar conseguimos el triunfo”, señala el mediocampista y agrega: “San Martín es un club que siempre te obliga a estar al máximo”.

Quilmes (12 puntos) aparece en el horizonte de San Martín (11 puntos). El encuentro se jugará el domingo, en La Ciudadela. “Es una linda oportunidad para empezar a pelear arriba. Los tres puntos tienen que quedarse en casa. Estamos seguro que la cancha va a estar llena”, se ilusiona Martínez. Ganar de local es una deuda pendiente del equipo. “Queremos cortar esa racha”, afirma Bossio.

“Dios es fiel” es la frase de cabecera de Martínez. “Creo mucho en Dios al igual que mi familia. Cuando terminó el partido, lo primero que hice fue agradecerle”, reconoció el lateral. La fortaleza de Bossio está en su familia. “Me aferro a los seres queridos que me acompañan día a día; en las buenas y en las malas”, señaló el volante.

Comentarios