Alfaro negó que haya una ordenanza que lo obligue a contratar hijos de empleados municipales

El intendente dijo que el sindicalista Osvaldo Acosta es allegado al gobernador, Juan Manzur, y que busca entorpecer su gestión.

08 Nov 2017

El intendente, Germán Alfaro, negó que exista una ordenanza que obligue a que hijos de los empleados municipales tengan derecho a acceder a cargos en el Municipio, como plantea el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM). 

"Como peronista que soy, tengo mucho respeto sobre los representantes gremiales; el gremialismo siempre fue la columna vertebral del peronismo. Pero el gremialismo bien entendido, el que trabaja en la defensa de los trabajadores", dijo el funcionario en una entrevista con Panorama Tucumano, el programa que emite LA GACETA los miércoles a las 22 por Canal 10. 

Se refirió especialmente a Osvaldo "Cacho" Acosta, titular de SEOM, a quien calificó como "un supuesto secretario general, entre comillas, que es candidato a concejal de la lista opositora, que más que representante de los empleados municipales es un representante del gobernador de la Provincia (Juan Manzur), que lo único que quiere es entorpecer mi gestión, un secretario general cuyo mayor reclamo laboral es que ingresen los hijos de los municipales al Municipio". 

Polémica

El jefe comunal negó que haya una ordenanza que obligue al Municipio a contratar a hijos de los empleados. "No hay ninguna ley; no hay nada. Además, no son cargos hereditarios; el mismo derecho tiene cualquier ciudadano", remarcó. 

"Si hay un gremio que hace ese tipo de reclamos, estamos hablando acerca de la 'chatura dirigencial' que existe", subrayó. 

Alfaro destacó que apoyaría al gremio si su dirigencia le manifestara que quiere trabajar para implementar un programa de viviendas para los municipales, que quiere tener un centro deportivo o una colonia de vacaciones. 

Por último, denunció que afronta marchas municipales todos los martes en los que hay planillas de asistencia, y que no todos los que protestan pertenecen a la planta de trabajadores del Municipio calpitalino.

Comentarios