Productores de cerdos fortalecen sus proyectos con el Pro Huerta

Desde el INTA Famaillá apoyan al desarrollo de la producción sustentable de productores familiares rurales de Leales.

04 Nov 2017
1

CONSTRUCCIÓN. Los productores recibieron material para las parideras.

Porcicultores tucumanos que trabajan junto a la Agencia de Extensión Rural Simoca del INTA Famaillá están desarrollando el proyecto “Apoyo al desarrollo de la producción porcina sustentable, en pequeños productores familiares de localidades rurales del departamento Leales, Tucumán”, aprobado dentro del eje temático “la producción pecuaria para la inclusión social” de los Proyectos Especiales de Pro Huerta (MDS-INTA).

Se trata de un grupo asociativo no formal de 18 integrantes de las localidades de Los Romanos, Nueva España y San Antonio, que producen en su mayoría lechones para autoconsumo. El proyecto, que se ejecutará hasta junio de 2018, con $226.023 de financiamiento, sirve como complemento de las inversiones realizadas con fondos del Proderi (Programa para el Desarrollo Rural Incluyente) para comercializar capones, contribuyendo al arraigo de las familias en su lugar de residencia y a un desarrollo más inclusivo de los territorios.

En cuanto los aspectos técnicos, se busca prevenir y controlar las enfermedades, aplicando un plan sanitario sistemático e integral; mejorar la construcción de las parideras para la cría a campo, usando recursos de la zona e incorporando tecnología de insumos y procesos; y aumentar la eficiencia en la ganancia de peso de los cerdos, reduciendo las pérdidas de alimento balanceado con el uso de comederos apropiados.

Con estos objetivos, se logró avanzar en la compra de insumos veterinarios e implementos necesarios, a fin de armar un botiquín de uso grupal y poner en práctica un plan sanitario sistemático y preventivo, complementado con capacitación a cargo de un médico veterinario. Para el mejoramiento de las parideras, se compraron 108 chapas galvanizadas; y 36 comederos, 18 para lechones destetados y 18 para engorde.

En un balance del proceso transcurrido, la coordinadora del proyecto y técnica de la AER Simoca del INTA, ingeniera zootecnista Ruth Macedo, explicó que “además de mejorar las inversiones intraprediales que se venían haciendo para fortalecer la actividad porcina, esto fortaleció el proceso organizativo del grupo. Si bien no están formalizados bajo una forma jurídica, sus integrantes están más unidos por objetivos comunes en la cría de cerdo con fines comerciales. Comparten actividades como el uso del botiquín, la participación en capacitaciones y reuniones y el registro de las decisiones en el libro de actas”.

La técnica señaló que este trabajo de abordaje territorial se realiza mediante la intervención del INTA Famaillá (dentro del Proyecto Regional con Enfoque Territorial Tucumán Sur), el Proderi, el Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido del INTA (IIACS) y la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF).

Comentarios