Aún debe afrontar dos juicios por tentativa de homicidio

Lo investigaron por una denuncia de secuestro de una joven

17 Sep 2017
1

¿VÍCTIMA? Belén Juárez dijo que nunca fue secuestrada por Chávez. foto de archivo

José Julio “Gastonero” Chávez, además del proceso que se le inició por drogas, tiene cuentas pendientes con la Justicia provincial. Según confiaron fuentes judiciales, debe ser sometido a dos juicios por tentativa de homicidio. Por ese delito, un Tribunal lo sentenció a cuatro años de prisión, condena que ya cumplió, según informaron sus allegados.

Además de esas causas, sigue siendo investigado por otra en la que está acusado de privación ilegítima de la libertad. En enero de 2013, Marcelo Juárez denunció en la Polícia que a su hermana Belén, de 17 años, la había raptado Chávez. Dijo además que “Gastonero” había amenazado a toda su familia. Sin embargo, la demanda nunca llegó a manos de la Justicia. Cuando el fiscal Jorge Echayde se enteró de la situación, comenzó a investigar el caso.

El funcionario ordenó detener a los 16 policías que prestaban servicios en la comisaría de Concepción al descubrir que uno de ellos tenía en su casa la denuncia que había realizado el hermano de la chica. A los días, ordenó la detención de tres uniformados y pidió que hicieran lo mismo con Chávez. En medio del escándalo, la joven se presentó en Tribunales para aclarar que ya tenía 18 años y que ella se había transformado en la pareja del acusado.

En marzo, Chávez fue atrapado por la Policía. Pese a la versión de la joven, el fiscal solicitó que se le dictara la prisión preventiva, planteo que fue rechazado por el juez Raúl Formoselle, por lo que quedó liberado después de haber pagado $50.000 de caución. Las causas en contra de “Gastonero” y contra los policías siguen abiertas.

Otros delitos

Desde marzo de 2013, mes en el que Chávez recuperó la libertad, según confiaron fuentes judiciales, fue imputado por otros dos hechos. En ambos casos, fue acusado de haberse bajado de alguno de sus autos y herido a balazos a dos personas diferentes. La Justicia tuvo que darles garantías especiales a las víctimas para que continuaran con las acciones penales. Como ocurrió con el caso de Belén, “Gastonero” se mantuvo prófugo durante bastante tiempo y, cuando se aclaraba su situación procesal, se presentaba ante la Justicia y al poco tiempo recuperaba la libertad.

El fiscal Echayde confirmó que sólo en su fiscalía pidió que sea sometido a juicio por dos casos de tentativa de homicidio, pero que hasta el momento nunca enfrentó a un tribunal, pese a que las investigaciones de esas causas ya llevan más de dos años concluidas.

Comentarios