Un encuentro entre dos amigos que dialogan con viejos amores

El guitarrista Juan Falú y el clarinetista Marcelo Moguilevsky presentan “Ayer es siempre”

17 Sep 2017
1

RELACIÓN CONSOLIDADA. Falú y Moguilevsky trabajan juntos desde hace 30 años, pero sólo tienen tres CD.

HOY

• A las 19 en el teatro San Martín (avenida Sarmiento 601). Socios del Club LA GACETA, 2x1 en entradas.

“Nos encontramos cada tanto como dos viejos amigos y la ventaja que tenemos es que sólo hacemos lo que deseamos, no estamos condicionados ni obligados”, le cuenta a LA GACETA Marcelo Moguilevsky al hablar sobre el recital que hoy brindará junto a Juan Falú en el teatro San Martín.

El guitarrista tucumano y el saxofonista y clarinetista entrerriano presentarán el disco “Ayer es siempre”, en el que recrean canciones como “Si llega a ser tucumana”, de Cuchi Leguizamón; “Pan del agua”, de Ramón Ayala; “La vieja”, de los Hermanos Díaz y “Del 55” y “La cruzadita”, de Pepe Núñez, dentro del Septiembre Musical. Grabado en vivo en 2016, es el tercer trabajo de ambos; le sigue a “Improvisaciones” (1996) y a “Semitas” (2007)”.

“Es fundamental la música aunque no tenga significado, como decía San Agustín, una frase que me gusta mucho. La música sana, es terapéutica. Hay gente que se acerca y me dice que le hace muy bien escucharme. Cuando la música está hecha con el corazón, aparte de lo estético, hay algo espiritual, y le hace bien a la gente”, afirma Moguilevsky.

- ¿Cómo es la relación de ustedes como dúo?

- Es un dúo muy especial, que nos conserva sanos y fuertes, porque no hay compromiso, sino sólo el deseo artístico. En realidad no funciona como dúo porque cada uno está en lo suyo. No tenemos que ordeñar la vaca… Es decir, no hacemos esto por una necesidad económica. Nos encontramos como dos viejos amigos, en una relación en la que es muy grato tener a alguien en quien confiar. Es un diálogo de generación espontánea.

- Pero además van a presentar un disco.

- Es el tercero en 30 años, parece que cada 10 años nos vemos para componer y para armar un repertorio, siempre y cuando lo permitan nuestras agendas. Uno se encuentra con la alegría de viejos amores musicales.

- ¿Cómo funciona la recreación de aquellos temas?

- No tocamos un arreglo ni hacemos variaciones sobre el tema. Establecemos un auténtico diálogo entre las partes, hay mucha improvisación, pero no en el sentido de ser improvisados y no conocer del tema. Comprendemos la música como un diálogo y todas las noches es diferente. No tocamos la misma zamba, tenemos un encuentro profundo, de amigos y músicos, porque somos de distintas razas y tenemos edades diferentes.

- No hay una relación de maestro y discípulo.

- No, nuestra relación no es así, aunque yo lo considere a Falú como un maestro.

- ¿Qué te interesa más de la música argentina?

- Tengo más afinidad con el folclore que con el tango. Desde muy niño me criaron en el interior y se escuchaba desde temprano el folclore en la casa. Las cosas de la infancia nos marcan. Me hace sentir muy argentino. Estoy terminando de hacer un documental y me da una visión de conjunto, como hacer música para películas y para un espectáculo de danza… Me da una comprensión general del arte y me enriquece como músico.

> Dos propuestas gratuitas

En el marco del Septiembre Musical, el Ente Cultural ofrece dos propuestas con entrada libre y gratuita: a las 11, la Banda Sinfónica presentará un repertorio clásico y popular en la plaza Independencia, con la dirección de Álvaro García; mientras que a las 18, el grupo folclórico Las 4 Cuerdas actuará en el auditorio Celestino Gelsi, de El Cadillal. Los shows se suspende en caso de lluvia. 

Comentarios