El odontólogo pasa sus días en un calabozo común, rodeado por otros nueve presos

Familiares y amigos le acercan la comida todos los días. “A todo el mundo le dice que es inocente. Se lo nota tranquilo", comentó una fuente policial.

16 Sep 2017
1

GUARDIA URBANA. El odontólogo de Yerba Buena ocupa un calabozo en el edificio de la unidad que está ubicada en Maipú al 400. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Encerrado en un calabozo de la Dirección de Guardia Urbana, el odontólogo que está siendo investigado por un supuesto abuso contra una adolescente habría insistido en su inocencia y habría dicho que se trató de una relación consentida.

La madre de la adolescente denunció el caso en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia. Una familiar de la supuesta víctima identificó a Sebastián Juliano como responsable de las lesiones que tuvo. Según la información que se maneja hasta el momento, el sospechoso se habría ganado la confianza de la adolescente en un viaje a Bariloche que realizó. Él, al igual que la denunciante, formó parte de la delegación como mayores para cuidar a todos los integrantes de la delegación.

Cinco indicios que hacen sospechar a la Justicia que la relación entre el odontólogo y la adolescente fue consentida

Siempre de acuerdo a lo informado por fuentes judiciales, el odontólogo habría continuado con la relación cuando regresaron del viaje de egresados. Pese a que la familia de la joven lo niega, entre ambos habría nacido una relación. El martes, según se cree, se habrían encontrado para concurrir a un hotel alojamiento. Allí, siempre según la hipótesis más fuerte, habría sufrido las lesiones por la que estuvo internada durante varios días.

El miércoles, después de haberse presentado en Tribunales, la Justicia decidió detenerlo. Juliano, antes de salir acompañado por una escolta policial, habría confirmado que mantenía una relación con la chica y habría reconocido que mantuvo relaciones con la menor, aunque dijo que fue consentida.

Al calabozo

El odontólogo, luego de que un juez aceptara el planteo del fiscal Claudio Bonari de quede que quede detenido, fue trasladado de inmediato a esa dependencia policial y no a la Alcaldía de la ex Brigada de investigaciones, donde normalmente son llevados los procesados por abusos sexuales.

Le dieron el alta a la chica que acusó al odontólogo de abuso

En el edificio ubicado en Maipú al 400 comparte encierro con otros nueve detenidos. “No tiene ningún tipo de privilegio, ni tiene beneficios especiales. Está alojado en la única celda que tiene la dependencia policial. Es cierto que este no es un lugar común para que se aloje a procesados, pero normalmente terminan allí los que no tienen antecedentes o los que suponemos que no harán problemas”, destacó una alta fuente policial.

“Ella no tuvo ninguna relación sentimental”, dijo el tío de la joven

El mismo vocero confirmó que, al igual que los otros presos, sólo recibe visita los miércoles y domingos. También comentó que familiares y amigos fueron a verlo y que son sus allegados los que le llevan comida todos los días. “A todo el mundo le dice que es inocente. Se lo nota tranquilo, o por lo menos hasta ahora no hizo ningún problema”, comentó la fuente.

Espera

Por otra parte, ayer se confirmó que un médico forense revisó a la adolescente. Determinó, según confiaron fuentes judiciales, que debe guardar reposo durante unos 15 días. Cuando se cumpla ese tiempo, recién podría prestar declaración.

Voceros de Tribunales confirmaron que el resultado de ese estudio podría terminar beneficiando a Juliano, ya que el fiscal deberá decidir si le pide la prisión preventiva antes de que declare la supuesta víctima. Hasta ahora, las pericias demostraron que no habría habido abuso sexual.

Comentarios