Corea del Norte alista a 3,5 millones de voluntarios

Mientras aumentaban las tensiones internacionales, desde el 7 de agosto se convocó a ciudadanos para servir en las fuerzas armadas.

13 Ago 2017
1

GIGANTESCA MARCHA. Los medios norcoreanos mostraron distintas concentraciones de apoyo a Kim Jong-un.

WASHINGTON.- La escalada de tensión entre Pyongyang y Washington se intensificó nuevamente, luego de que Corea del Norte anunciara el enrolamiento de 3,5 millones de voluntarios para luchar contra Estados Unidos, mientras diferentes líderes mundiales pidieron contención a las partes para evitar un conflicto.

Un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmara que su país está “listo para el combate” contra el régimen comunista, el gobierno norcoreano afirmó que 3,5 millones de ciudadanos solicitaron unirse a las Fuerzas Armadas, divulgó ayer el diario estatal Rodong Sinmu.

Según el periódico, los voluntarios se alistaron en los tres días posteriores al 7 de agosto, cuando el régimen del líder Kim Jong-un amenazó con duras represalias por las nuevas sanciones de la ONU. “Todo el mundo se está levantando por todo el país para tomar miles de veces represalias contra Estados Unidos”, relató el periódico del Partido de los Trabajadores, que enumeró los alistamientos por días y provincias.

Corea del Norte tiene una población de unos 25 millones de habitantes y cuenta con un ejército de entre 700.000 y 1,3 millones de miembros, según expertos citados por la agencia de noticias EFE.

Durante los últimos días, los medios norcoreanos mostraron imágenes de varias concentraciones de ciudadanos por todo el país mostrando su apoyo al líder frente la amenaza estadounidense.

La principal manifestación se celebró el pasado miércoles en la plaza Kim Il-sung de la capital norcoreana, donde decenas de miles de personas perfectamente organizadas desfilaban con el puño en alto y pancartas de apoyo al gobierno y contra las sanciones de la ONU que castigan los recientes lanzamientos de misiles de Pyongyang. Tras varios días de escalada dialéctica y amenazas cruzadas de ataques bélicos entre Washington y Pyongyang, diferentes líderes mundiales manifestaron su preocupación ante un posible conflicto armado.

El presidente chino, Xi Jinping, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo estadounidense para abordar la crisis de Corea del Norte y pidió contención para evitar mayores tensiones.

También el presidente francés, Emmanuel Macron, hizo un llamamiento a la “responsabilidad de todos” y a evitar una escalada de la tensión en Corea del Norte. “La comunidad internacional debe actuar de forma concertada, firme y eficaz, como lo acaba de hacer el Consejo de Seguridad, para que Corea del Norte retome sin condiciones la vía del diálogo”, dijo el Elíseo en un comunicado.

Por su parte, el canciller británico, Boris Johnson, afirmó a través de Twitter que el Reino Unido está trabajando con Washington y “nuestros aliados en la región” para solucionar este conflicto “por la vía diplomática”.

Johnson destacó que la “comunidad internacional está unida” para lograr que Pyongyang acabe con las “acciones agresivas” y no recurra a la amenaza con su programa nuclear y de misiles.

Esta semana, el país comunista dio a conocer un detallado plan para bombardear con cuatro misiles las cercanías de la estadounidense isla de Guam, en el Pacífico occidental.

En este sentido, Japón anunció hoy que ha instalado su sistema antimisiles en las zonas del oeste del país que serían sobrevoladas por los proyectiles norcoreanos en su camino a Guam, en cuyas bases están estacionados los bombarderos estratégicos que el Pentágono envía regularmente a la península coreana.

El sistema antimisiles tierra-aire Patriot Advanced Capability-3 (PAC-3) ha sido desplegado en las prefecturas de Shimane, Hiroshima y Kochi, por donde Pyongyang detalló que sobrevolarán los cuatro misiles Hwasong-12 de rango medio-largo en su camino a territorio estadounidense. (Télam)

Comentarios