Contacto internacional

17 Jul 2017

Erdogan dice que Europa juega con Turquía

ANKARA/ESTAMBUL.- El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, criticó ayer a la Unión Europea, dijo que su país tuvo que seguir su propio camino y prometió restablecer la pena de muerte si el Parlamento la aprueba. En la ceremonia de apertura de un monumento dedicado a las cerca de 250 personas que murieron en el fallido golpe del año pasado, Erdogan acusó a Bruselas de “juguetear” con el intento de varias décadas de Turquía para unirse al bloque. El discurso en las primeras horas del domingo se sumó a una jornada maratónica de apariciones públicas de Erdogan tanto en la capital como en Estambul durante la noche para conmemorar el aniversario de la fallida intentona de golpe de Estado del año pasado. “La postura de la Unión Europea es clara, han pasado 54 años y aún están jugueteando con nosotros”, comentó, citando lo que dijo que era el fracaso por parte de Bruselas para mantener sus promesas en todo, desde un acuerdo de visas a la ayuda para inmigrantes sirios. “Vamos a resolver las cosas solos. No hay otra opción”, sostuvo. (Reuters)

Sigue cayendo la aprobación a Trump

WASHINGTON.- A casi seis meses de haber llegado a la Casa Blanca, el nivel de aprobación del presidente Donald Trump continúa en caída libre y ya alcanzó un 36%, según una encuesta nacional publicada ayer por el diario The Washington Post y la cadena de noticias ABC. El sondeo marcó un claro declive para el mandatario republicano ya que los mismos medios habían registrado un nivel de popularidad del 42% en abril pasado, hace apenas tres meses. Su desaprobación, por otra parte, está en alza y se acerca al 60%. Todos los sondeos nacionales advierten sobre una caída en la popularidad del flamante presidente estadounidense, quien, sin embargo, ha dicho en varias ocasiones que no está preocupado y recordó que ninguna de las grandes encuestadoras del país pronosticó su victoria electoral el año pasado. (Télam)

Una reapertura para la polémica

JERUSALÉN.- Israel reabrió ayer la Explanada de las Mezquitas y provocó la protesta de autoridades religiosas musulmanas tras la instalación de detectores de metal en las entradas al recinto dos días después de un mortal tiroteo en el lugar. El viernes, tres árabes israelíes armados mataron a tiros a dos policías israelíes en las afueras del sitio sagrado para musulmanes y judíos, para posteriormente ser abatidos por fuerzas de seguridad. Fue uno de los ataques más graves en el área en años. Las autoridades israelíes posteriormente cerraron el complejo citando motivos de seguridad, horas antes de las oraciones musulmanes de los viernes. La decisión provocó la ira de los fieles musulmanes y fue condenada por líderes políticos y religiosos palestinos, jordanos y de la Organización para la Cooperación Islámica. Dos de las nueve puertas hacia el sitio volvieron a operar en lo que Israel describió como una reapertura gradual. Líderes del fondo religioso musulmán que administra el sitio llamaron a los fieles a no pasar a través de detectores de metales, pues los describieron como una violación del delicado status quo con Israel. (Reuters)

Comentarios