El cereal aporta U$S 1.623 millones adicionales a la Argentina

La decisión de mayor siembra e incorporación de tecnología tiene un efecto multiplicador en el sector.

22 Abr 2017
1

COMERCIO. Un barco carga trigo en sus bodegas en la zona de San Lorenzo.

BUENOS AIRES.- De no mediar grandes complicaciones climáticas, el trigo se encaminaría en la nueva campaña a una cosecha récord de 17,5 millones de tn, con una superficie a implantar de 5,5 millones de ha. Estas estimaciones corresponden a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) y se dieron a conocer durante el Lanzamiento de la Campaña Fina.

En nuestro país, el cambio de políticas mejoró sustancialmente la relación I-P y el productor respondió con más área y más tecnología. “Se piensa que las medidas que se tomaron son favorables solamente al productor, y lo que relevamos es que la decisión de mayor siembra e incorporación de tecnología tiene un efecto multiplicador”, comentó Agustín Tejeda Rodríguez, Economista Jefe de la BCBA en dialogo con Agrofy News.

Así es que el Producto Bruto del Trigo, es decir de toda la cadena triguera, aumentó un 120% en las últimas dos campañas: “Hubo un gran salto, el producto se duplicó en la campaña 2016/17, y este año se incrementaría un 10% más. Esto significa U$S 1.623 millones adicionales para la economía argentina”, destacó el especialista.

De esta manera, “el sector contribuye al crecimiento de nuestra economía muy por encima de la participación que tiene en el PBI”.

Por otro lado, de acuerdo a la presentación de Tejeda Rodríguez, la facturación de la cadena crecería un 71% desde el cambio de políticas al sector. La facturación de la cadena fue de U$S 2.445 millones durante la campaña 2015/16, mientras que para el nuevo ciclo se espera una facturación de unos U$S 4.174 millones. “Son U$S 1.728 millones adicionales en la economía argentina”, destacó.

Por otro lado, la recaudación en la cadena de trigo creció un 27%, desde la eliminación de los derechos de exportación. “Si al sector se lo libera de este tipo de impuestos, responde con mayor actividad y eso deriva también en un beneficio para el fisco que ve incrementada su recaudación fiscal”.

No es menor destacar que este crecimiento configura nuevos desafíos logísticos, comerciales y productivos, en materia de infraestructura, inserción internacional y sustentabilidad. Así es que tenemos por delante algunos cuellos de botella que debemos solucionar.

“Hablamos de pasar a la nueva agenda de política pública, más pensada en el largo plazo, en donde la infraestructura y la inserción internacional son factores claves. Hay que salir a buscar mercados y competir con otros países productores que ya tienen preferencia en mercados importantes”, dijo.

El otro desafío viene por el lado de la sustentabilidad: “El mundo nos demanda más, todavía tenemos brechas por cerrar en cuanto al uso de tecnología y manejo de cultivos. Debemos mostrarle al mundo que nuestro país puede producir más de una manera sustentable”. (news.agrofy.com.ar)

Comentarios