Gustavo Guersman: "al Bicentenario le pondría música de Beethoven"

"Charlas del Bicentenario" - Gustavo Guersman - Director de Orquesta

El director de la Orquesta Juvenil de la UNT fue entrevistado en el Salón de la Jura de la Casa Histórica. Pidió políticas culturales que se mantengan más allá de los gobernantes.

12 Ago 2016

Cada vez que Gustavo Guersman escucha la palabra Bicentenario, inmediatamente piensa en libertad. Por esa misma razón, si tuviera que elegir la música para celebrar los 200 años de la independencia argentina, optaría por la sinfonía Heroica de Ludwig van Beethoven. “Es una sinfonía que, en su discurso, en lo que quiere decir, habla de la necesidad imperiosa de la condición humana por ser libre. Aunque parezca que no tiene nada que ver con el Bicentenario, yo pondría una de Beethoven”, aseguró en la entrevista que mantuvo con LA GACETA en el marco de las Charlas del Bicentenario.

El director de la Orquesta Juvenil de la Universidad Nacional de Tucumán es una persona polifacética. Por un lado se dedica a la música y, por el otro, a la ciencia, ya que también se desempeña como bioquímico. Entrevistado por el periodista Roberto Delgado en el Salón de la Jura de la Casa Histórica, Guersman sostuvo que en el año del Bicentenario, uno de los mayores desafíos que tienen tanto las instituciones como la sociedad en sí misma es estimular a sus integrantes en un mundo que se nos presenta como liviano.

“Estimular significa que hay que dar batalla todos los días. Y no es cosa de una sola persona, tiene haber una sociedad que contenga, una política cultural que apoye y fomente, que tenga planes a corto, mediano y largo plazo sin que dependa de los cambios de gobernante. Las sociedades tendrían que estar orientadas por la política cultural”, expresó.

¿Cómo se imagina Tucumán dentro de 100 años?, se le preguntó. “Es difícil imaginarlo. Me surgen muchas preguntas. Me pregunto, por ejemplo, si encontraremos un rumbo, si podremos tener planificación a mediano, largo plazo, si las cosas empezarán a tener valor en vez de precio; son preguntas…”, concluyó.

Comentarios