En Santiago del Estero prohibieron a los policías que usen el celular cuando trabajan

Buenos Aires, Catamarca, La Rioja, Salta y Córdoba vedaron los teléfonos móviles para mejorar el desempeño de los agentes.

17 Abr 2015

SANTIAGO DEL ESTERO.- Los policías provinciales de Santiago del Estero no podrán utilizar sus teléfonos móviles o sistemas de audio personales mientras se encuentren en horario de trabajo y solamente podrán usar los equipos provistos oficialmente, ordenó la Secretaría de Seguridad santiagueña.

De esta forma, Santiago del Estero se sumó a otras provincias que ya habían dispuesto medidas similares, como Buenos Aires, Catamarca, La Rioja, Salta, Córdoba y Corrientes, aunque esta última pidió a los efectivos un "uso racional" de los dispositivos móviles, y evitó por el momento la completa restricción.

Con la firma del secretario de Seguridad provincial y jefe de Policía, comisario general Marcelo Pato, la normativa interna entró hoy en vigencia, informaron fuentes de la fuerza de seguridad.

"A fin de preservar la seguridad de los efectivos durante la prestación de servicio deviene oportuno y conveniente adoptar medidas restrictivas en la utilización de telefonía celular o dispositivo de audio no provistos institucionalmente en el transcurso del mismo, las cuales deberán ser observadas por los titulares de dependencia", ordenó Pato.

Asimismo, la nueva normativa dio cuenta de que "tiene por objetivo la necesidad de mejorar la capacidad de prestación de servicio de la Policía de la Provincia".

Como en otros lugares, en Santiago del Estero es común ver a los efectivos que prestan servicio en la vía pública empleando los celulares o escuchando música con los auriculares colocados.

La medida se conoce apenas un día después de una resolución similar en la provincia de Buenos Aires, dispuesta por el ministro de Seguridad, Alejandro Granados.

La disposición de Granados señaló que el uso de los teléfonos móviles de manera descontrolada "provoca déficit de atención e incrementa los riesgos de la función".

Además, se argumentaron cuestiones de seguridad para los mismos policías: esa distracción, afirmó Granados, "resulta no solo en un déficit de atención en la prevención y represión de delitos y contravenciones, sino que incrementa los riesgos propios de las funciones que desempeñan".

Y le ordenó a los titulares de dependencias y comisarías que adopten las "medidas necesarias para dar acabado cumplimiento", advirtiéndoles que serán responsables "por su inobservancia" eventual de esas circunstancias. (DYN)

Comentarios