El alperovichismo no “apurará” el voto electrónico

Legisladores alineados con el gobernador anticiparon que el sistema computarizado, si se aplica en 2015, será en modo de prueba y en un porcentaje de los cuartos oscuros. El amayismo había salido a exigir la inmediata implementación de este mecanismo. La Junta Electoral Provincial y el parlamento analizarán diversas alternativas

12 Ago 2014
4

EN 2006. Durante una prueba en la escuela Bernardo de Monteagudo, el gobernador José Alperovich simula la emisión del voto electrónico. telam (archivo)

El alperovichismo y el amayismo continúan evidenciando diferencias. Esta vez, las posturas contrapuestas afloraron en las opiniones sobre la sanción de la ley y la instauración efectiva del voto electrónico, de cara a las elecciones provinciales de 2015.

Regino Amado, presidente subrogante de la Cámara e integrante de la Junta Electoral Provincial (JEP), explicó ayer a LA GACETA que se está analizando la instalación de computadoras en los cuartos oscuros, aunque para los próximos comicios probablemente este mecanismo sea aplicado de manera parcial, sólo en algunas escuelas habilitadas para sufragar.

“Ya empezamos a dialogar con el presidente de la Corte (Suprema, Antonio Gandur), y coincidimos en que lo mejor es buscar los últimos sistemas y adelantos. Hay que ver para 2015, ya veremos dónde hacerlo, en qué lugares del interior y de la Capital, porque no es lo mismo. Hay que familiarizar a la gente para que aprenda a operar estos equipos”, destacó Amado (bloque oficialista Tucumán Crece).

El intendente Domingo Amaya había manifestado días atrás su interés en que el voto electrónico se aplique cuanto antes. De hecho, los dos legisladores alineados con su espacio, Alfredo Toscano y Beatriz Ávila, elevaron un proyecto de ley para reglamentar este método electoral, previsto en la Constitución provincial desde 2006. “Cuando hay transparencia no hay que analizar costos; la transparencia no tiene valor. Se tiene que colocar el voto electrónico. Me alegra que se preocupen (por este asunto en la Casa de Gobierno) porque el voto electrónico da más transparencia, más democracia, y fortalece las instituciones”, resaltó Amaya el viernes, en rueda de prensa.

Órgano electoral

La Junta Electoral Provincial es el órgano el encargado de la normativa electoral. Lo preside el titular de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (en este caso, Gandur). Los vocales son el presidente de la Legislatura (en este caso es Amado, quien reemplaza al vicegobernador Juan Manzur, en uso de licencia por ejercer en el PEN); y el ministro fiscal del alto tribunal (el cargo está vacante por la licencia de Luis De Mitri; será cubierto cuando asuma el ex ministro alperovichista Edmundo Jiménez).

La JEP tendrá peso decisivo a la hora de la instrumentación del voto electrónico. El gobernador José Alperovich había dicho la semana pasada que “no hay objeciones” para aplicar la medida, pero que debían estudiarse los costos. Amaya retrucó luego que “la transparencia no tiene valor”.

Tras esto, Toscano y Ávila elevaron un proyecto de ley. Se suman a otros de la Democracia Cristiana (de José Páez) y de Fuerza Republicana (de Ricardo Bussi). Según el oficialista Amado, “hay que analizar todas estas iniciativas”. “Estamos hablando con el doctor Gandur para ver, como integrantes de la Junta, cuáles son los pasos a seguir una vez que salga la ley. Tenemos que estudiar todos los elementos nuevos, y de acuerdo a lo que se decida, hacer primero pruebas en la Capital y el interior”, señaló el monterizo. Y agregó: “en 2015 sería una prueba, para que la gente y las autoridades nos vayamos familiarizando”.

Amado también tuvo en cuenta que este sistema ha generado opiniones a favor y otras en contra. “Yo creo que lo positivo es avanzar. Pero no porque salga una ley podemos cambiar todo de golpe, porque eso sería caer en un error. Lo mejor es trabajar en conjunto para analizar los avances tecnológicos y elegir la mejor opción”, remarcó.

Ayer, en la Legislatura, se reunió la comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales, y se designó de manera formal al ultraalperovichista Guillermo Gassenbauer como presidente del grupo de trabajo. Según explicó Gassenbauer a LA GACETA, el proyecto de Toscano y Ávila aún no fue tratado en reunión, pero “será estudiado junto con los demás que, según nos dijeron otros legisladores, van a ingresar estos días”. “No sé si en el corto plazo (se podrá elevar un proyecto con dictamen de comisión). Hay que generar el mejor texto posible, pero no tiene sentido sacarlo a las apuradas”, destacó.

Por otra parte, en un recorrido oficial al sur de la Capital, el senador nacional Sergio Mansilla (FpV) también manifestó la intención de la Casa de Gobierno de avanzar gradualmente con los cambios. “Estamos haciendo todo para que por lo menos se puedan hacer las primeras pruebas en 2015, si no es al 100%, en al menos una parte”, dijo el armador alperovichista. Tras una consulta, puso en duda que sea “el mejor sistema”. “No sé si es el mejor. Venimos muy acostumbrados al mecanismo anterior. Muchas veces la gente es reacia a la tecnología”, indicó. Y se calificó como “chapado a la antigua”. “Me gusta ver los votos, sumarlos y ver quién gana”, recalcó. Y fue irónico respecto a la insistencia amayista para que se instaure el voto electrónico. “Habría que ver cómo los venían eligiendo a ellos anteriormente. Nosotros haremos lo que le convenga a la gente”, finalizó.

Temas

Regino Amado
Comentarios