Las joyas salen de gira

40 piezas unidas por una temática, el tiempo, serán exhibidas en Tucumán el 17 de julio. Se trata de una muestra que recorre el país y que reúne las obras de 40 joyeros argentinos.

04 Jul 2014
Una minúscula tacita de porcelana trata de filtrarse por el orificio de un reloj de arena; una imagen de tiempos pasados se despegó del papel y se unió a un género liviano; cientos de mensajes ocultos en lienzos cuentan una historia; múltiples agujas de reloj de diferentes materiales parecen marcar muchas horas. Esas y otras expresiones pueden llevarse al cuerpo. Son portables. Es que son joyas contemporáneas, difíciles de traducir y de explicar, porque en sus formas llevan la historia y el sentimiento de cada uno de los artesanos que los han creado. Esos objetos son parte de una muestra que Tucumán albergará el 17 de julio,  a las 20, en el Centro Cultural Virla.

La muestra de joyería contemporánea se llama Tiempo, que a su vez es el hilo conductor que une las piezas. Con ella, el colectivo Joyeros Argentinos celebra sus cinco años de existencia. La exposición acerca al público el trabajo de más de cuarenta artistas de todo el país, como Tucumán, Rosario, Buenos Aires, entre otras provincias, y también estará acompañada por charlas y por talleres abiertos, que acercarán aún más el lenguaje de la joyería contemporánea al público.

“Desde el comienzo, el objetivo de Joyeros Argentinos ha sido promover la joyería contemporánea argentina. Con los años ya hemos conseguido una visibilidad antes  impensada. Esta difusión sólo se completa si esa visibilidad virtual se concreta físicamente. Por ello recorrer el país es muy importante”, comenta a LA GACETA la directora del grupo, Laura Giusti.

La libertad que da la joyería contemporánea en cuanto a técnicas, materiales y estética es enorme, casi ilimitada, explica Giusti. Por ello, en Tiempo los materiales y formas son muy disímiles: hay joyas realizadas con metal, papel, tela, material reciclado, plástico, hilos teñidos con materiales orgánicos y PET.

- ¿Se puede definir la joyería contemporánea? ¿Cómo se despega de la joyería tradicional? 

- Definir la joyería contemporánea es un desafío permanente: hay algunas cosas que podemos decir sobre ella y es que el valor, como dice Helen Drutt (pionera de la joyería contemporánea) se traslada de los materiales (el metal, la piedra o el preciosismo de su engarce) a la expresión, el concepto, el mensaje que comunica y la manera de hacerlo. Coincide con la joyería tradicional en que el cuerpo es su referente, la joyería se piensa para el cuerpo. Pero no ya como un mero ornamento. En ese sentido, la relación que establece con el cuerpo puede ser de portabilidad (muchos hacemos joyería fácilmente portable), pero también puede cambiar, crecer, llevarse a nuevos límites.

Federal
Jéssica Morillo es nuestra representante en esta muestra federal. La artista participa con la pieza “Germinal”, que se conforma por  cuatro partes que representan el crecimiento de una semilla hasta concluir en el fruto maduro, que sería el collar. Está realizada con fibras naturales, con lienzo, y teñida con té. “En Europa, la joyería tiene mayor desarrollo; tiene una historia que en Latinoamérica no está. No hay infraestructura, ni dinero. Pero nos estamos moviendo. Nosotros sí tenemos algo más que interesante, que es el arraigo con la artesanía local, que luego resignificamos. En Chile -por ejemplo- usan mucho la crin de caballo. Acá, en Tucumán, nos nutrimos de la randa. Nos enriquecemos tomando lo tradicional para llevarlo a otra escala”, describe la joyera tucumana. Una experiencia que destacó Morillo en referencia a llevar a  otra escala la joyería, es la del colectivo mexicano “Sin título”: realizaron un collar a una escala macro y lo montaron en diferentes espacios de la ciudad. Con ello -afirma- cuestionan que la joyería siempre está dentro de un museo. Ellos, y todos, quieren sacarla a la calle. 
Comentarios