Gira la rueda de Eiffel

Una "vuelta al mundo" que tuvo Tucumán hasta 1918.

28 Oct 2003
1

“LA RUEDA MONUMENTAL”. Luego de su traslado de Tucumán a Córdoba, así se veía el artefacto de Eiffel hace medio siglo, en el parque Sarmiento.

Años atrás, en esta columna (ver "Apenas ayer", LA GACETA, 12 de octubre de 1995) nos ocupamos de "La Rueda Monumental" como se denominaba una "vuelta al mundo" que fue, durante varios años, la gran atracción del "Mundial Park". Este parque de diversiones funcionaba en la plaza Umberto I, pequeño paseo que existía, en los años 1910, en la mitad del naciente de la actual plaza Yrigoyen (en la otra mitad estaba el Mercado Sur).
Recordamos entonces que "La Rueda Monumental" fue vendida en 1918 a empresarios que la instalaron en el parque Sarmiento de la capital de Córdoba. La curiosidad es que (según testimonio del ingeniero Luis Dutari recogido por el arquitecto e historiador Carlos Page) había sido construida por el ingeniero Gustavo Eiffel, autor de la célebre torre parisiense, y así lo certificaba una placa adosada a la armazón. Afirma Page que en Córdoba existen puentes y hasta una casa de la misma autoría, ya que "los talleres del ingeniero francés produjeron innumerables obras que se esparcieron por todo el mundo".
En 1995, dijimos que la rueda se había convertido "en un montón de chatarra herrumbrada", tirada en un rincón del parque cordobés. Pero sucede que ahora se la ha restaurado, para que vuelva a girar en el paseo. Ya no carga personas sobre sus parantes, sino que es una "arquitectura iluminada" cuyo movimiento otorga atractivo al lugar.
Técnicos e ingenieros de la Universidad Nacional de Córdoba efectuaron los estudios previos a la restauración, que incluyeron -dice la información de prensa- "primordialmente un análisis detallado de resistencia de materiales y cambio de toda la bulonería que articula la estructura". La rueda constituye una atracción del "Super Park", centro de diversiones que funciona en el parque Sarmiento. En su contrato de concesión de la Municipalidad, figuraba la obligación de puesta en marcha de la rueda como ornamento.
En suma, "La Rueda Monumental" construida por Eiffel, que estuvo en Tucumán hasta 1918, ha iniciado una nueva etapa de su vida. Hay que congratularse, mientras lamentamos haber dejado salir de nuestro territorio una pieza de esa importancia.