El Papa cambió el trono de oro por un sillón

El Sumo Pontífice sigue dando gestos de simpleza en el Vaticano. El asiento ya no está más en una tarima.

22 Mar 2013
2

A LA MISMA ALTURA. El sillón apareció hoy, durante el mensaje que dirigió al Cuerpo Diplomático. REUTERS

CIUDAD DEL VATICANO.- Su estilo austero ya es una marca registrada en el Vaticano. En otro gesto de cambio en la Iglesia Católica, el Papa Francisco retiró el trono de oro que utilizaron sus antecesores y lo reemplazó por un sillón blanco. Además el nuevo asiento no está en una tarima, sino a la altura de los demás.

Sumo Pontífice remarca su tendencia a mostrarse más cercano a todos durante las audiencias. Por ello, hizo cambiar algunas cosas que se habían tornado tradicionales entre sus antecesores.

El Papa Francisco estrenó el sillón durante la conferencia de prensa que brindó ante los 5.000 periodistas acreditados durante su asunción. Hoy volvió a utilizarlo, en un encuentro con los diplomáticos de los 180 países representados ante la Santa Sede. En su discurso, el Sumo Pontífice advirtió que, además de la pobreza material, en el mundo hay una pobreza espiritual "que afecta a los países más ricos". LA GACETA

Comentarios