"Atendemos más los elogios que los prejuicios"

El grupo platense no se hace cargo del rótulo de "cumbia cheta" porque lo considera elitista, pero admite que su música no gusta en la movida tropical.

08 Dic 2012
1

ÉXITO DEL MOMENTO. La génesis de Agapornis tuvo lugar en un club de rugby de La Plata, donde los chicos decidieron formar un grupo de cumbia; poco después convocaron a Belén (al centro), la única voz femenina.

¿Qué punto de conexión hay entre la británica Adele y la latinísima Shakira? ¿Qué vínculo existe entre los puertorriqueños de MDO y Diego Torres? ¿En qué lugar común se encuentran Alejandra Guzmán con Abel Pintos, los mexicanos de Jesse y Joy con Soda Stereo? La música, claro, sería la primera respuesta tentativa. Pero hay un ensamble mucho menos general entre ellos, mucho menos intuitivo, que puede resumirse en una palabra que al principio parece capciosa, pero a la cual varios miles de argentinos ya se han acostumbrado: Agapornis.

El grupo de La Plata se ha hecho conocido por tomar canciones exitosas de todos esos autores, y de otros vinculados con el pop y el rock, y versionarlas con ritmo de cumbia. Aunque la idea de adaptar un cover a un estilo propio no es revolucionaria, en Agapornis ha funcionado de forma fantástica: en cuestión de meses, su música se ha convertido en la más aclamada en fiestas y boliches, lo que los llevó a apurar una gira por todo el país.

En ese tren, la banda llegará hoy por primera vez a Tucumán, donde darán un recital que, desde el mismo momento de su anuncio, ha generado una gran expectativa. Días antes de viajar, la cantante Belén Condomí Alcorta (21) charló con LA GACETA:

- ¿Sabías que hay un grupo en Facebook que se llama "Solo contrataría a Agapornis para ver de cerca a Belén"?

- (ríe) No, no tenía idea. Me sorprende, como todo lo que está pasando con la banda. Es una locura. La gente es divina con nosotros, recontra buena onda. Demuestran su cariño cuando nos van a ver y con las cosas lindas que nos escriben en Facebook.

- ¿Se hacen cargo del rótulo de "cumbia cheta"?

- No. No nos sentimos identificados con ese encasillamiento en cumbia cheta o cumbia canchera, como le dicen otros, porque es bastante elitista. Sugieren que nuestra música va dirigida a un grupo de la sociedad cuando lo real es que hacemos lo que hacemos para quien quiera escucharnos y divertirse como nosotros.

- ¿Y de dónde salió ese título?

- Tal vez alguien lo dijo porque los chicos juegan al rugby. Es un título que nos pusieron los medios, nosotros nunca nos encasillamos en nada. Si tenemos que ponerle nombre a nuestro estilo, preferimos cumbia pop, por los temas que reversionamos.

- ¿Compartirían escenario con la Mona Jiménez, Karina u otro referente de la movida tropical?

- Sí, no tenemos problema, estamos abiertos a cualquier cosa, aunque por ahora no recibimos ninguna oferta. Hemos tocado con otras bandas en Córdoba y en La Plata, pero su música es parecida a la nuestra. Vamos a ver qué pasa en el futuro.

- ¿Es verdad que dijeron que no irían a programas del estilo de Pasión de Sábado?

- No es que no queremos ir, sino que pensamos que no encajamos en ese tipo de programas porque no les gusta lo que hacemos. En ese ámbito se escucha otro tipo de cumbia, no las reversiones. Y, en realidad, la idea es que nuestra música guste y la gente se divierta.

- ¿Cómo saben que no gustan? ¿Alguien los criticó?

- No, nadie... pero te das cuenta. De todos modos, ninguno de esos ciclos nos invitó a tocar.

- ¿En qué momento les cayó la ficha del éxito?

- Lo dimensionamos sobre todo en las redes sociales, cuando en nuestra página de Facebook cada vez más gente ponía "Me gusta" y se hacía fan. Entonces, de repente, de tener ser 5.000 fans, pasamos a tener 50.000 y hoy hay casi 400.000. Habíamos empezado tocando en La Plata y luego fuimos a Buenos Aires y Córdoba. Estuvimos en algunos programas de televisión y eso, sumado a la difusión en internet, nos llevó a hacernos más y más conocidos.

- ¿Hubo prejuicios al principio?

- No, y si los hay, estamos más pendientes de las cosas buenas que nos dicen que de los prejuicios. Disfrutamos a full y nos alimentamos de la gente con buena onda. De hecho, muchos nos sugieren qué canciones adaptar próximamente. Todos los temas aconsejados se prueban y, si quedan bien, en algún momento los grabaremos y tocaremos en vivo.

- ¿Hay temas o autores prohibidos?

- No, no importa el autor ni si el tema está pegando en ese momento. Tiene que ser una canción que nos guste y que quede bien con nuestro estilo.

- ¿Saben si algún autor original escuchó sus covers?

- Diego Torres se comunicó para decirnos que había escuchado el que hicimos de "Tratar de estar mejor" y que le gustó muchísimo. A Abel Pintos he tenido el placer de encontrarlo en la discográfica Sony Music y me dijo que nuestra versión de "Todo está en vos" le encantó y que estaría encantado de cantar en un show nuestro como artista invitado. Como intérprete, es buenísimo y regratificante que al autor le gusten mis versiones.

- ¿Y cuál de los artistas internacionales te gustaría que escuchara las adaptaciones?

- Cualquiera... ojalá les guste. Si tengo que elegir, probablemente a Shakira, aunque no sé cómo reaccionaría. No creo que le moleste: al menos a mí me gusta lo que hacemos.

- ¿Y no surge la idea de componer canciones?

- Sí, en el futuro lo vamos a hacer, estamos trabajando en eso. Ahora no es el momento porque acaba de salir nuestro CD y estamos presentándolo.

- ¿Qué tipo de música escuchan o los inspira?

- Somos muchos y escuchamos de todo un poco. A mí me gusta John Mayer, Jack Johnson, esa onda... más que nada lo internacional. El resto de los chicos se copan con Charly García, Soda Stereo, los Beatles, entre otros.

- ¿Se les redujeron los tiempos para salir por su cuenta?

- Sí, porque las giras son una responsabilidad, pero al mismo tiempo están buenas porque son una forma de divertirse y hacer algo diferente. Las encaramos con mucho gusto y, además, este es el momento de aprovechar lo que nos está pasando. Dejarlo pasar sería una tontería.

- ¿Vos tenías experiencia previa como cantante?

- No, ninguna. Los chicos me conocían desde hace mucho porque La Plata es una ciudad chica y nos conocemos todos. Nunca fue mi sueño formar parte de un grupo, al contrario: siempre fui súper vergonzosa. Pero todo se nos dio de una forma tan repentina que no hubo tiempo ni de pensar. Ahora que lo hago puedo decir que está buenísimo, que me encanta y que lo redisfruto.

- Tu figura es muy convocante ¿posarías para revistas?

- No es mi onda ni lo que busco. Soy bastante vergonzosa, así que creo que no lo haría.

- ¿Todos estudian?

- Sí, diferentes carreras. Se hace difícil dividir los tiempos para cumplir con la facultad y con la banda, pero hasta ahora lo llevamos bastante bien.

- ¿Todos están solteros?

- Yo estoy de novia con el guitarrista, Gonzalo Méndes. Y ninguno de los otros chicos tiene novia, así que las tucumanas se van a poner contentas.

Comentarios