"No somos fachos", aseguran los caceroleros

Tres personas que participaron de las marchas contra el Gobierno dijeron que no aspiran a la dimisión de la Presidenta.

13 Jun 2012
BUENOS AIRES.- No son "fachos", ni pretenden destituir a la Presidenta, aseguran los organizadores de los "cacerolazos" contra el Gobierno. No están alineados con la posición de la esposa del ex mayor Rafael Mercado, la ultraderechista Cecilia Pando, que estuvo presente en las marchas y se mostró en cámara con un megáfono. También negaron que el grueso de los participantes de las marchas considere que la Argentina está en dictadura

Anoche, en el programa "Palabras+, Palabras-", invitados por el periodista Ernesto Tenembaum, tres referentes de las manifestaciones explicaron los motivos de los cacerolazos.

"¿Son fachos?", les preguntó Tenembaum, en alusión a las acusaciones que se les hicieron desde algunos medios, en base a las imágenes en las que participantes de las marchas manifestaron opiniones muy fuertes contra el Gobierno, al que acusaron de ser una dictadura y golpearon a periodistas.

"Puedo hacer un relato de lo que pasó en la concentración y ese no era el espíritu, siempre hay algún tarado que va a gritar cosas desorbitadas y que no tienen nada que ver", aseguró Sergio Koltan, un organizador de eventos que formó parte de la marcha.

Otro de los invitados al programa, Jerónimo Freixas, negó que los "cacerolazos" tuvieran intenciones golpistas o que todos piensen que Argentina está gobernada por una dictadura. "Cuando un notero me preguntó si yo pensaba eso, yo respondí que me parecía fuerte y que tenía características de dictadura", explicó el profesro de teatro, según reprodujo el diario "La Nación".

El estudiante Luciano Bugallo remarcó: "Queremos que se hagan cargo, por algo los votamos, es hora de que empiecen a tomar los reclamos de la gente". Pero agregó que no coincide con el "que se vayan todos". (Especial)
Comentarios