Liberarán al "Mocho" Zamudio

El hijo del ministro de Desarrollo Social fue imputado por tenencia simple de arma. Tres miembros de la banda seguirán presos. El resto debe pagar una caución

12 May 2012
1

GRAN CALIBRE. Las armas fueron robadas a un coleccionista santafesino. LA GACETA / FOTO DE ANALíA JARAMILLO

No era un arsenal cualquiera. Además de tener armas de grueso calibre, entre las que había un fusil con mira telescópica, ametralladoras con alto poder de impacto y un revólver calibre 44, los investigadores descubrieron que muchas de ellas pertenecían a un coleccionista santafesino, a quien habían asaltado en noviembre.

En el Registro Nacional de Armas (Renar) figuraban registradas todas las armas, y sus propietarios eran de Santa Fe y La Pampa.

El operativo en el que se incautó el arsenal se realizó el 3 de abril en el barrio Experimental II, de El Colmenar. Personal de la sección Robos y Hurtos, a cargo del comisario Miguel Luna, llegó al lugar tras la pista de un robo, y encontró a la supuesta banda.

Fueron aprehendidos Germán Zamudio, hijo del actual ministro de Desarrollo Social Enrique Zamudio, y Marcelo, Pedro y Sergio Marchisio, Héctor Fabián Gómez, Ramón Héctor Torres, Mauro Osvaldo Pellegrino, Alejandro Adrián Carrizo, Leonardo Javier Olmos y Esteban Soria.

Fuentes policiales comentaron que el coleccionista dijo que los asaltantes que se llevaron sus armas eran tres, y que tenían tonada tucumana. De acuerdo a las descripciones brindadas, serían Pellegrino, y dos de los hermanos Marchisio, Marcelo y Sergio, conocidos también como "Chueco" y "Bachicha", respectivamente.

Ante esta información, la jueza de Instrucción de la V° Nominación, Mirta Lenis de Vera, le imputó al resto de la banda el delito de tenencia simple de armas de fuego. Por eso, ordenó su libertad, ya que es un delito excarcelable.

Así, el hijo del ministro de Desarrollo Social, también conocido como "Mocho", recuperará su libertad, tras el pago de una caución que habría sido estipulada en $ 20.000, según informaron fuentes policiales. La misma suerte correrían sus otros seis compañeros, si logran reunir el dinero. Hasta anoche, seguían detenidos en la Dirección General de Investigaciones.

Comentarios