Pidió pasar al baño y confesó que se tragó 80 cápsulas con cocaína

Cuatro hombres fueron detenidos el miércoles en Villa 9 de Julio, y uno de ellos, proveniente de Salta, transportaba droga en su estómago

20 Abr 2012
La transpiración comenzó a correr por su rostro. Estaba visiblemente inquieto, como nervioso. "Por favor, necesito pasar al baño", les dijo a los policías que revisaban su mochila y las de sus compañeros. "En un rato", le dijo uno de los oficiales. La situación era tan desesperante para el joven de 18 años, que no le quedó otra alternativa que confesar. "Por favor, me tragué 80 cápsulas con cocaína, necesito ir al baño", reconoció.
El y otros tres hombres quedaron detenidos el miércoles a disposición del Juzgado Federal N°1, a cargo de Daniel Bejas, luego que él admitiera que transportaba la droga en su estómago desde Salta. Esa modalidad, conocida como "mula", es una de las principales que utilizan los narcos en Argentina para trasladar cocaína.
El hallazgo de la droga se dio casi de casualidad, y fue la actitud de los cuatro muchachos lo que llamó la atención de los policías. Cerca de las 12.30, los oficiales Alejandro Siwecky, Omar Carrizo, Luis Pratesi, Luis Ocampo y Luis Fadel, recorrían Villa 9 de Julio, cuando observaron que los hombres, al ver los patrulleros, comenzaron a correr.
El personal del Área Investigativa de la Seccional 10ª alcanzó a los muchachos, quienes alegaban ser de la zona. Pero la tonada de tres de ellos indicaba que eran oriundos de otras provincias, por lo que los llevaron hasta la sede de la dependencia, en el Parque 9 de Julio.
Allí descubrieron que sólo uno residía en Villa 9 de Julio. Se trataba de "Miky", de 41 años. Otros dos jóvenes, de 18 y 19 años, habían llegado a la terminal de Ómnibus a las 7, procedentes de Tartagal. El cuarto hombre, "El Chaqueño", arribó al mismo horario, pero proveniente de Resistencia. Los tres tenían los pasajes en las mochilas.
En uno de los equipajes había tres bolsas. Dos contenían una sustancia blanca, que se cree es harina. La tercera bolsa, según informaron fuentes policiales, contenía 260 gramos de cocaína.
Mientras los oficiales realizaban el procedimiento, el joven de 18 años empezó a pedir que lo dejaran pasar al baño. Finalmente confesó que le dolía el estómago, y  que se había tragado las 80 cápsulas, de las cuales ya había evacuado 20. En los sanitarios de la dependencia, el muchacho evacuó otras 14. Todas contenían cocaína, según determinaron los expertos de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop).
Según la declaración del joven "mula", un colombiano lo contactó en Tartagal y le ofreció pagarle 400 dólares por la operación. Debía traer la droga a Tucumán, y se presume que "El Chaqueño" iba a proseguir viaje, a un destino aún desconocido.
Bejas ordenó que los cuatro detenidos fuesen trasladados al Centro de Salud, para que se les realizaran radiografías a sus cuerpos, y para que la "mula" terminase de evacuar las cápsulas de su cuerpo, sin que corriese riesgo su vida. Luego, quedaron alojados en la alcaidía de la Dirección General de Investigaciones. 
El procedimiento de los policías fue supervisado personalmente por el jefe de la Regional Capital, Antonio Quinteros. Los cuatro hombres deberán explicarle a Bejas cuál era el rol de cada uno en el transporte de la cocaína.

Comentarios