Exponen en Tucumán la representación de Cristo más antigua del país

La auténtica Cruz de Matará data de 1594 y combina símbolos católicos e indígenas. Podrá ser visitada hoy y mañana.

08 Jun 2011
1

DE VISITA. La cruz fue tallada por los indígenas, en 1594, en madera de mistol. LA GACETA / HECTOR PERALTA

Se encuentra en Tucumán la auténtica Cruz de Matará, de Santiago del Estero. La imagen, tallada por los indígenas según los principios de la escuela del Alto Perú, es de 1594, por eso se dice que es la representación de Cristo más antigua del país. Podrá ser visitada por los fieles hoy, en la parroquia de San Gerardo, donde se rezará un rosario a cada hora, y se oficiarán misas a las 9, 17 y 20.30. Luego habrá una charla del padre Luis Rodríguez, párroco de Matará. Mañana, la imagen estará en San Pedro de Colalao, en la parroquia principal, donde a las 18 se oficiará la misa.

El padre Rodríguez, de la diócesis de Añatuya, visitó LA GACETA junto con un grupo de jóvenes integrado por Daniel Paladea, Antonella Villalba, Yenine Roldán y Fabián Mansilla. Además de la Cruz de Matará trajeron una imagen de la Virgen de Huachana.

Al santuario de la Cruz de Matará, que está ubicado a 130 kilómetros al sudeste de la capital santiagueña, concurren cientos de fieles a orar cada 3 de mayo. La añeja figura está hecha con madera de mistol, que es dura pero flexible. Los indios la utilizaban para hacer los cabos de las hachas. La imagen está íntegramente tallada con los símbolos del catolicismo, aunque presenta detalles propios del mundo indígena bajo la influencia de la conquista. Por ejemplo, la imagen de Jesús tiene una corona de plumas, como la que usaban los caciques y la Virgen María está ataviada con un largo vestido como si fuera una dama española. LA GACETA ©
Comentarios