La OTAN dejó morir de hambre a 61 inmigrantes africanos

Los náufragos llevaban 16 días a la deriva cuando pidieron socorro; fueron ignorados. La organización niega la acusación.

09 May 2011
1

ASISTENCIA. Subsaharianos procedentes de Libia llegaron la semana pasada a Lampedusa, tras ser rescatados del agua. FOTO TOMADA DE ELPAIS.ES

MADRID, España.- La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dejó morir en el Mediterráneo a decenas de inmigrantes africanos después de ignorar sus señales de auxilio. La embarcación, que transportaba a 72 pasajeros, entre ellos mujeres, niños y refugiados políticos, había salido de Libia y se dirigía a la isla italiana de Lampedusa, informó el diario español "El País".

De acuerdo con el matutino, con base en una publicación del periódico londinense "The Guardian", todos los ocupantes de la embarcación, salvo 11 personas, murieron de hambre y sed en medio del mar a pesar de las llamadas de auxilio a la guardia costera italiana, a un buque de guerra de la OTAN y a un helicóptero militar. Estuvieron 16 días a la deriva.

La barcaza salió de Trípoli el 25 de marzo cargada con 47 etíopes, siete nigerianos, siete eritreos, seis ghaneses y cinco sudaneses. De ellos, 20 eran mujeres y dos niños, uno de tan solo un año de edad. A las 18 horas de partir, el barco empezó a tener problemas y se quedó sin combustible, a unos 110 kilómetros de la costa libia. Después de 16 días a la deriva, en los que se agotaron la comida y el agua, el 10 de abril las corrientes arrastraron la embarcación a una ciudad costera cerca de Misrata, donde dos de los 11 sobrevivientes murieron.

Uno de ellos, Kurke, relató a "The Guardian" que en un momento de la travesía, el mar acercó la barcaza a un portaaviones. Dos aviones despegaron del buque y sobrevolaron la embarcación a poca altura, mientras los inmigrantes les hacían señales desesperadas y levantaban a los dos niños para que les vieran. Sin embargo, no se hizo ningún intento de rescate. De acuerdo con la publicación, el único portaaviones que operaba en la zona en esas fechas era el francés Charles de Gaulle.

Una fuente de la OTAN declaró que, por estas horas, se intenta verificar la  información. "Los buques de la Alianza son conscientes de sus obligaciones de salvaguardar vidas en el mar", recalcó una funcionaria, quien aseguró que todos los buques militares, incluyendo los de la OTAN, están sujetos al derecho marítimo internacional, una de cuyas bases es la obligación de atender las llamadas de socorro de los barcos que se encuentran en las proximidades y prestar auxilio. (Especial)

Comentarios