Posse: "me fui a los 10 días porque no quería irme muerto a los 40"

El renunciante ministro de Educación porteño habló de "cobardía general". Les apuntó a los gremios y a los políticos.

23 Dic 2009
BUENOS AIRES.- El renunciante ministro de Educación porteño, Abel Posse, reconoció hoy que se equivocó "en los tiempos" al haber asumido su cargo pero advirtió que no ceja "absolutamente en las ideas", y negó que el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, lo haya echado. En su reemplazo asumiría el diputado nacional Esteban Bullrich (PRO).

"Cuando vi que estaba ante el muro, que no podíamos llegar a nada y que se viene encima marzo, entonces comprendí claramente que debía dejar el puesto", sostuvo Posse, cuyo nombramiento -hace 12 días- había sido fuertemente cuestionado por los sindicatos docentes.

Por otro lado, adjudicó su salida a una campaña de descalificación hacia su persona y acusó a los gremios docentes de "preferir consolidar su sindicato antes que el problema educacional". Además, dijo: "me fui a los 10 días de asumir, porque no quiero irme muerto a los 40".

Asimismo, consideró que su designación al frente de la cartera de Educación quedaba ameritada por su carrera diplomática, a la que autodefinió como "intachable", y negó haber tenido relación con la dictadura militar, pese a haber sido designado funcionario en la dictadura de Alejandro Agustín Lanusse (1972) y confirmado en el cargo durante la dictadura de Jorge Rafael Videla. (DyN-Télam)
Comentarios