Bush convocó a una cumbre mundial en Washington

Líderes del Grupo de los 20 intentarán encauzar la crisis por medio de acciones conjuntas. La Argentina será parte del cónclave, que fue citado para el 15 de noviembre. No atienden un pedido de España.

23 Oct 2008
1

EL FIN DE UN CICLO. En la cumbre mundial, Bush comenzará a despedirse de sus pares de otros países. REUTER

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, será el anfitrión de una cumbre el 15 de noviembre en Washington para discutir la crisis financiera global y formas de prevenir nuevas turbulencias, anunció ayer la Casa Blanca.
“Los líderes revisarán los progresos hechos para encausar la actual crisis, avanzar a un entendimiento común de sus causas y, para evitar su repetición, acordar una serie de principios comunes que reformulen los regímenes institucionales y regulatorios para los sectores financieros mundiales”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino.
Algunos líderes europeos han presionado para realizar la cumbre antes de fin de año y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha llamado a que se concrete en Nueva York.
Bush planea invitar a miembros del G20 y que incluye el Grupo de los Siete países más ricos y de las naciones emergentes clave como China, India y Brasil.

Obama o McCain
Los titulares del FMI, el Banco Mundial y las Naciones Unidas han sido invitados también. Bush será el huésped de una cena para todos los líderes la noche anterior a la cumbre en la Casa Blanca. El cónclave tendrá lugar sólo 11 días después de las elecciones presidenciales estadounidenses y Perino dijo que la Casa Blanca buscará el aporte del ganador de la contienda, sea el republicano John McCain o el democráta Barack Obama. La portavoz expresó que cree que los candidatos apoyan la idea de la cumbre.
El denominado G20 reúne las siete grandes potencias industriales (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y a países emergentes. Argentina, Brasil y México forman parte de ese grupo, así como Arabia Saudita, Australia, China, Corea del Sur, India, Indonesia, Rusia, Sudáfrica y Turquía. La Unión Europea es representada por el país que desempeña su presidencia rotativa. Pese a que pidió participar en la cumbre, España quedó afuera porque no integra el G20. El argumento que esgrimió el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para reclamar un mayor papel era que España es hoy la octava potencia económica del mundo y que por ello se merecía estar en una cumbre que ha de constituir un nuevo orden financiero internacional. (Reuters-DPA-AFP-NA)

Comentarios