Espectáculos

Nicola Costantino se instala en la Bienalsur

En el Museo Timoteo Navarro y en el MUNT se inaugurarán dos muestras el viernes, con distintas exhibiciones. Fotografías y videos

Por Jorge Figueroa

22 May 2019

Desde Ushuaia y hasta Tokio, en 42 ciudades del mundo, más de un centenar de artistas participarán de la segunda edición de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo Latinoamericano, Bienalsur, impulsada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

En esta edición el viernes se inaugurará la muestra en Tucumán; se la alojará en el Museo Timoteo Navarro y el Museo de la UNT, instituciones con las que el rector de la bienal y coleccionista Aníbal Jozami supo anudar estrechas relaciones, a través de Jorge Neme y de Marcelo Mirkin, funcionarios del Gobierno y de la UNT, respectivamente.

En esta oportunidad no hay un eje curatorial predominante, pero pueden advertirse temáticas como cuestiones de género, tránsitos y migraciones, arte y espacio público, memorias y olvidos, y arte y ciencia.

Con modificaciones en algunos títulos y el agregado de artistas a último momento, en uno y otro museo tucumano han acelerado en 24 horas el montaje puesto que estaba prevista la apertura para el sábado, pero el paro de transporte en ese día cambió los planes.

“Otra ella”

Cuando la artista Nicola Costantino presentó “Rapsodia inconclusa” en la Bienal de Venecia de 2013, al inaugurar el pabellón argentino, Cristina Fernández de Kirchner le cambió el título por “Eva Argentina, una metáfora contemporánea”. La expresidenta agregó un pequeño cuarto con videos oficiales sobre Evita, un “cuarto disciplinador” como lo llamaron algunos artistas y críticos.

La rosarina ya era en ese tiempo una artista consagrada, conocida en gran parte del país y en algún circuito internacional, con sus trabajos sobre pelletería humana y los Chanchobola (1998, realizados con calco de cerdos en aluminio y resina poliester y en movimiento con un motor).

Ahora llegará a Tucumán. La artista presentará este viernes a las 20 una exposición en las salas principales del Timoteo Navarro (9 de Julio 46): “está conformada con tres partes; una con fotografías y un video, la otra con fotografías de diferentes series, y la tercera es una instalación nueva y que tiene que ver con la obra sobre Evita, especialmente realizada para Tucumán”, explicó el curador Fernando Farina. También se proyectará la película “La artefacta”.

La muestra denominada “Otra ella” está integrada por 33 fotografías de grandes dimensiones, una instalación, video y película. “Cada obra es una escena cuidadosamente elaborada en la que Costantino encarna un personaje diferente, la mayor parte de las veces tomado de la historia del cine o del arte”, se anuncia en la presentación.

La artista y el curador proyectarán la película el domingo a las 19. En ella, Costantino encara distintos personajes, pero también, escenarios de famosos artistas como Diego Velázquez, Caravaggio, Francis Bacon y Antonio Berni. Cada fotografía posee un trabajo arduo y riguroso de producción, sobre todo en la preparación de cada uno de los objetos que aparece en la imagen, como una directora de cine que monta la escena y recrea el personaje; en otras palabras, la puesta en escena es fundamental en estos trabajos.

Simultáneamente, se inaugurará “Heroínas” con Zulema Maza, Adriana Lestido, Carolina Antoniadis, Voluspa Jarpa, Eduardo Longoni y Mariana Schapiro; y “En primera persona”, intervención sonora de Carlota Beltrame.

Lectura al revés

El viernes, a las 20, en el MUNT (San Martín 1.545), se inaugurará “Entre sentidos”, con obras de artistas argentinos, turcos, brasileños, chilenos y colombianos: Cristina Banfi, Cecilia Catalín, Camila Maya, Ana Mance, María Jesús Román, Sebastián Tedesco, Bruno Merz, Eugenia Calvo, Joaquín Aras, Elsa Esquivel, Ana María Morillo y Duygu Nazli Akova.

La curaduría está a cargo de Benedetta Casini, quien en el texto de introducción escribe que “Entre sentidos” plantea una lectura al revés, una subversión de lenguajes y de soportes. “Hay una transmigración de signos entre medios heterogéneos. Lenguajes diversos distorsionan los códigos convencionales de interpretación que suelen enmarcarlos para abrir el campo a nuevas posibilidades de la percepción: ¿cómo sería una película para escuchar? ¿Qué implicaría mirar una composición sonora? ¿Cuál sería el aroma de un texto?”, se pregunta en forma retórica.

Casini describe que, desde las vocales de color de Arthur Rimbaud hasta las pinturas abstractas de Vasili Kandinsky, “las asociaciones sinestésicas se han caracterizado por una amplia cuota de arbitrariedad que, si bien revela aspectos de la subjetividad del autor, se abre a la libre interpretación del espectador”.

Como parte de la misma bienal, mañana a las 17 -también en el MUNT- se agendó un conversatorio que lleva por título “Transmodalidad: Ciencia y poética de los sentidos”, con Sebastián Tedesco, Bruno Merz y Mateo Carabajal.

> Cartografías y fronteras
Una muestra “indisciplinada”

“Bienalsur es indisciplinada y por eso crea otras cartografías, borra fronteras, piensa con artistas entre lo local y lo global. Y como somos muy desordenados, en el mejor sentido del desorden, nos gusta deslocalizar, y esta muestra es sobre arte y territorio”, explicó Diana Wechsler, directora académica del evento. La bienal no tiene una sede central de desarrollo y se plantea en diferentes formatos. Luego de Tucumán se abrirá en Rosario, Córdoba, Lens y Crans- Montana (Suiza).