Urge resolver el problema del aire contaminado

Es primordial empezar a tomar medidas para hacer realidad un ambiente sano. Qué pasa en Tucumán. Cómo se mide la calidad del aire.

05 Agosto 2022

Poco tiempo luego de que la ONU declaró el acceso a un medio ambiente saludable como un derecho universal, Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresó que este es un momento histórico, pero que no basta con afirmar nuestro derecho a un medio ambiente sano. “La resolución de la Asamblea General es muy clara: los Estados deben cumplir sus compromisos internacionales e intensificar sus esfuerzos para hacerlo realidad”, dijo. Entonces, se hace primordial empezar a tomar medidas para hacer realidad ese ambiente sano.

En un comunicado difundido, la ONU asegura que esta declaración de derecho es una triple respuesta a la triple crisis (cambio climático, contaminación y pérdida de biodiversidad). Y una de las grandes “amenazas” para la salud de las personas es la contaminación del aire, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la mayor causa de enfermedad y muerte prematura en el mundo, con más de siete millones de fallecimientos por año. Y en Tucumán -como advirtió Sayago- ya se están tomando cartas en el asunto para medir la calidad del aire.

En Tucumán -informó a LA GACETA Florencia Sayago, directora provincial de Medio Ambiente- se está trabajando desde varias ópticas para brindar un ambiente sano a los habitantes. La funcionaria enumeró algunas acciones que involucran a los residuos sólidos urbanos, problemáticas agrícolas (relacionadas a las quemas, a nuevos usos para la biomasa de la producción agrícola y a la contaminación del aire) y algunos estudios sobre calidad de aire. Y este último punto -ya lo ha dicho la ONU- es muy importante si hablamos de vivir en ambientes sanos.

Trabajar es ahorrar

Aunque no podamos verlas, en Tucumán el aire contiene millones de partículas que pueden ser tóxicas para el ser humano. Trabajar por un ambiente más sano es trabajar para mejorar la calidad del aire.

Dentro de pocas semanas empezará la iniciativa Breathe2Change, que fue premiada a nivel mundial por la fundación Humboldt, en Alemania. El proyecto se llevará a cabo con personal del Conicet NOA Sur y se montará un gran laboratorio de estudios atmosféricos en el Inquinoa (Conicet-UNT) y otro en la Dirección de Monitoreo y Laboratorio Ambiental, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente.

“Hay que comenzar a unificar esfuerzos porque se ve que la única manera de afrontar la contaminación es hacerla de manera conjunta. La contaminación del aire, por ejemplo, no conoce de fronteras -destacó a LA GACETA Rodrigo Gibilisco, miembro de la Fundación Humboldt, investigador del Laboratorio de Estudios Atmosféricos del Inquinoa y participante del proyecto-; y nos afecta a todos por igual”.

Gibilisco consideró que “ocuparse” de la contaminación del aire es una inversión para el futuro. “Lo que más está llamando la atención hoy, en relación a la contaminación del aire, es cómo impacta en las personas el material particulable, que son partículas 70 veces más pequeñas que el diámetro de un pelo. Eso lo aspirás, provoca enfermedades respiratorias y se transmite a la sangre... Todo eso puede producir problemas del desarrollo cognitivo en niños, alzheimer en adultos, demencia senil... Entonces, el costo de lo que se llama externabilidad de la contaminación del aire es mucho. Y todo eso se podría ahorrar”.

Para conocer

En nuestra provincia -dijo el investigador- la producción limón y caña de azúcar tienen un impacto ambiental en el suelo, en el agua y, por supuesto, en el aire. “se puede inferir que el efecto en el aire no es menor por el gran nivel de producción que tenemos, y porque geográficamente estamos abrazados a un cordón montañoso, que evita la libre circulación de vientos -indicó-; pero no hay estudios hechos”,

Pero ahora, con Breathe2Change , podremos saber qué tan contaminado está el aire en la provincia. “La primera prueba piloto será en Tucumán -adelantó-; pero la idea es crear una red de trabajo internacional con organismos científicos, gubernamentales e instituciones internacionales”.

Pronto se instalarán los primeros 40 equipos para realizar la medición, y más tarde se inaugurarán los dos laboratorios. Así, Tucumán se convertirá en la primera provincia argentina en armar una red de monitoreo de manera híbrida. Con los resultados obtenidos -explicó Sayago- se podrán tomar medidas para que los tucumanos respiren aire más limpio. Entonces, ese derecho se volverá una realidad.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios