Alcoholemia en Tucumán: más infractores adultos que jóvenes

Un conductor alcoholizado fue internado luego de un choque. Se incautaron al menos 35 vehículos este fin de semana en la provincia, incluyendo un taxi cuyo chofer había bebido alcohol.

ARRUINADO. Así quedó el frente del Chevrolet Onix. El conductor fue llevado a un hospital y se recupera.   ARRUINADO. Así quedó el frente del Chevrolet Onix. El conductor fue llevado a un hospital y se recupera.

“Gracias a Dios tuvimos un solo accidente este fin de semana y no fue un caso fatal como venía pasando en los años anteriores para esta fecha”, indicó Martín Aráoz, director de Transporte de Yerba Buena.

El hecho al que hace referencia ocurrió ayer a las 8.30, durante el fin de semana navideño, en la esquina de Perón y Las Rosas. En circunstancias que aún se investigan, el conductor de un Chevrolet Onix blanco impactó de lleno contra la cola de una camioneta VW Amarok. El conductor del vehículo chico fue trasladado a un hospital y se encuentra fuera de peligro, sin embargo, según se informó, dio positivo al examen de alcoholemia.

“Hace cinco años empezamos a aplicar una forma de trabajo que nos dio resultados. En ese entonces teníamos entre 30 y 40 vehículos secuestrados por alcoholemia durante un fin de semana. Ese número fue bajando, pero con la flexibilización de la pandemia volvimos a tener cifras altas”, explicó Araóz, que detalló que ayer registraron 30 infracciones y 16 secuestros.

INTERVENCIÓN. La Policía revisó la escena, el 107 trasladó al herido. INTERVENCIÓN. La Policía revisó la escena, el 107 trasladó al herido.

El secretario de Transporte de la Provincia, Benjamín Nieva, subrayó que el mayor número de casos se están registrando en “La Ciudad Jardín”, seguido por la capital y por Tafí Viejo. Principalmente en la zona de centros gastronómicos y salones o boliches. “Este fin de semana también tuvimos intervenciones en El Cadillal y en Las Mesadas; allí se le secuestró el taxi a un chofer que manejaba alcoholizado”, contó el funcionario.

Los infractores

“Nos preocupa el creciente consumo de alcohol entre los jóvenes. Con las flexibilizaciones de la pandemia se están viendo muchos casos. No puedo dejar de resaltar que hay un evento que se celebra en la Perón todos los fines de semana, que comenzó con un torneo de fútbol y que hoy es un descontrol. El evento fue creciendo y ahora también funciona tipo boliche. Allí siempre paramos conductores alcoholizados”, señaló preocupado Nieva. Luego aclaró: “el problema no es que ahora sea boliche, mientras estén habilitados. El problema es la falta de responsabilidad de los chicos, que manejan alcoholizados o sin licencia, y también de los bolicheros. Hay que llamar a los padres a reflexionar también, porque además del riesgo a una tragedia, las multas van hasta $120.000 y la quita de carnet por dos años”.

Aráoz explicó que en Yerba Buena quienes causan más problemas son los adultos. “La mayoría de los infractores aquí tienen entre 35 y 45 años. Se ponen violentos ante un control y peor cuando les tenemos que secuestrar el auto”, reveló. Reconoció que también se dan casos entre los jóvenes, pero que va viendo una diferencia: “los más chicos últimamente están poniendo un conductor designado al volante, eso muestra que las campañas están sirviendo y que puede haber una mejora a futuro”.

Números

Además de los 16 vehículos secuestrados en Yerba Buena entre la tarde del 24 y la madrugada del 25, se suman 7 motos y 4 automóviles incautados en uno de los controles de la zona céntrica de la capital. En el puesto del parque 9 de Julio hubo 4 motos más y en la entrada a La Reducción (Lules) se decomisaron 3 autos. “Necesitamos que todos los municipios se sumen. El primer día en Yerba Buena secuestramos 26 vehículos”, recordó Nieva.

FRENTE INTACTO. La camioneta sólo sufrió daños en un lado de la caja. FRENTE INTACTO. La camioneta sólo sufrió daños en un lado de la caja.

Endurecimiento

El jueves pasado un conductor fue condenado a 9 años de prisión por haber provocado la muerte de tres personas en un accidente que protagonizó en 2016 estando alcoholizado. Se trata de una de las medidas más duras del último tiempo.

“Fue un caso emblemático, no es el primero pero tampoco hay muchos. En el Consejo Federal estoy proponiendo que impulsemos un proyecto para la Cámara de Diputados. La idea es, primero, llevar la norma de Alcohol 0 a todo el país y reformar la de 0,5 que aún rige en algunas provincias. Segundo, que se modifique el Código Penal para que se contemple los casos de alcohol al volante como agravante para una sentencia”, argumentó Nieva.

Araóz, por su parte, indicó: “si es un endurecimiento entonces se está dando muy lentamente. Hay poco compromiso de las autoridades judiciales; se siguen viendo los casos fatales como homicidio culposo. En otras provincias ya se toman estos casos como homicidio preterintencional, porque el conductor que salió alcoholizado sabía del riesgo y de lo que podía causar”.

Tamaño texto
Comentarios