La ausencia de lluvias favoreció la cosecha

18 Dic 2021

Las condiciones meteorológicas durante la zafra 2021 -caracterizadas por las escasas precipitaciones durante todo el período de cosecha- resultaron óptimas para la recolección de los cañaverales, lo que determinó que la zafra se realizara sin interrupciones.

“En el presente trabajo exponemos los resultados obtenidos a partir del relevamiento del avance de cosecha de caña de azúcar durante la zafra 2021 en Tucumán”, señalaron en su informe Carmina Fandos, Pablo Scandaliaris, Javier Carreras Baldrés y Federico Soria, técnicos de la sección Sensores Remotos y Sistemas de Información Geográfica (SIG), de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

FIN. Se recolectó casi toda la caña en la superficie estimada para la campaña.

El referido informe se realizó mediante el estudio multitemporal de imágenes satelitales Sentinel 2A y 2B MSI, que abarcó el período de zafra 2021. Para ello se utilizaron diferentes técnicas de procesamiento de imágenes satelitales y herramientas de SIG, complementadas con trabajos de validación a campo.

El relevamiento permitió el análisis temporal y espacial de la cosecha en el área cañera, según los períodos de cosecha: inicial -mayo y junio-, intermedio -julio a mediados de septiembre-, final -mediados de septiembre a mediados de octubre- y tardío -de mediados de octubre en adelante-.

Se detectó que del total cosechado, aproximadamente un 25% fue recolectado durante el período inicial; el 64%, durante el período intermedio, mientras que un 9% y un 2%, durante los períodos final y tardío, respectivamente.

Avance por períodos

La ausencia de precipitaciones de importancia durante la zafra 2021 favoreció las operaciones de cosecha lo que, sumado a la molienda sin interrupciones de las fábricas azucareras, posibilitó un óptimo desarrollo de la zafra.

Los resultados alcanzados indican que se cosechó prácticamente la totalidad de la superficie cosechable con caña de azúcar estimada para la zafra 2021 (Fandos et al., 2021a).

La época en la cual se realiza la cosecha de caña de azúcar influye en la producción de azúcar durante el año y en el crecimiento y producción del cañaveral del año siguiente.

En Tucumán se distinguen cuatro etapas durante la zafra: inicial, intermedia, final y tardía. La etapa inicial se desarrolla entre los meses de mayo y junio; la intermedia, desde julio a mediados de setiembre; la final, entre mediados de setiembre y mediados de octubre; y la tardía, desde mediados de octubre en adelante (Fernández de Ullivarri et al., 2015).

En la Figura 1 se indica el detalle del total cosechado, de acuerdo a los diferentes períodos. El porcentaje alcanzado durante el período inicial permitió un adecuado aprovechamiento de los meses iniciales de cosecha, cuando se debe priorizar la recolección de lotes destinados a renovación, de modo tal que la plantación no se vea afectada.

Por su parte, aunque el porcentaje de lotes cosechados durante el período tardío fue bajo, se debe tener en cuenta que esa época de cosecha implica disminuciones en la producción de caña y azúcar en el año siguiente.

En la Figura 2 se muestra la distribución geográfica de los distintos períodos de cosecha en el territorio provincial, mientras que en la Figura 3 se expone la información de superficie correspondiente al avance de cosecha de caña de azúcar detallada a nivel departamental (no se incluyen los departamentos Tafí Viejo, Yerba Buena y Capital, cuyas superficies cañeras son inferiores a 300 hectáreas).

Del análisis de la parte inicial de la zafra surge que la recolección se focalizó, principalmente, en los sectores oriental y sur del área cañera. Mayormente, en los cañaverales localizados en los departamentos de Leales, de Simoca, de Cruz Alta, de Burruyacu, de La Cocha y de Graneros. Cabe destacar los dos últimos porque presentaron sus mayores porcentajes de avance de cosecha en este período.

El importante avance de cosecha durante el período inicial permitió que se atenúen los efectos negativos de las heladas, puesto que la mayor concentración de cañaverales severamente afectados se localizó en las zonas de llanura del sector central y este del área cañera (Fandos et al., 2021b).

En el período intermedio, la disposición de los lotes cosechados mostró una distribución homogénea en toda el área con cañaverales. En el período final, la cosecha se centralizó en los departamentos de Cruz Alta y de Burruyacu, y en sectores pedemontanos de los departamentos ubicados en la parte occidental del área cañera.

Finalmente, en el período tardío, se verificó que la cosecha se concentró mayormente en los departamentos de Burruyacu y de Cruz Alta.

Consideraciones finales

La zafra azucarera 2021 se desarrolló prácticamente sin interrupciones a consecuencia de la ausencia de precipitaciones de importancia que afectaran las tareas de cosecha de los cañaverales, y del funcionamiento ininterrumpido de las fábricas azucareras.

Se recolectó prácticamente la totalidad de la caña de azúcar en la superficie estimada para dicha campaña: un 25%, durante el período inicial; el 64%, durante el período intermedio, mientras que un 9% y un 2%, durante los períodos final y tardío, respectivamente.

La disposición espacial y temporal del avance de cosecha mostró en el inicio de la zafra un importante avance de la recolección en los sectores noreste, este y sur del área cañera de la provincia, estrategia que permitió atenuar los efectos perjudiciales de las heladas en esas zonas.

Comentarios