Ruralidad y alta montaña: estudian turismo pero en un lugar inaccesible - LA GACETA Tucumán

Ruralidad y alta montaña: estudian turismo pero en un lugar inaccesible

Las comunidades de Anfama y El Nogalito piden que en las escuelas secundarias se enseñe a trabajar la tierra y a dominar oficios. Salida laboral.

26 Nov 2021 Por Magena Valentié
3

ENCUENTRO EN COMUNIDAD. Padres y alumnos participan de una convivencia en la escuela de Anfama.

Muchos de los chicos de alta montaña no han visto un turista en toda su vida. En lugares donde el caballo o la moto suelen ser los únicos vehículos capaces de trepar la montaña, y donde los caminos se convierten en brazos de los ríos en época de lluvias, el turismo parece una actividad en proyecto. Por eso es que el cacique de la comunidad indígena de Anfama, Antonio Guillermo Carrazano, advierte que “el turismo en estas zonas no existe. El camino es inaccesible. Nuestros hijos necesitan una educación relacionada con el trabajo de la tierra y el cuidado de los animales”, dice.

Hace 20 días, el cacique Carrazano debió bajar caminando la montaña, con su hijo accidentado en una camilla, porque el único camino que lleva a esa localidad, desde El Siambón, no estaba en buenas condiciones (ver nota https://www.lagaceta.com.ar/nota/920669/actualidad/anfama-heroica-bajada-enfermos-andas-montana.html). “La escuela de Anfama tiene orientación en turismo. No nos interesa que nuestros hijos salgan con ese título, hemos pedido que nos pongan una agrotécnica. Los pueblos de la montaña vivimos de la agricultura”, afirma.

“La orientación turismo en esta zona no tiene sentido porque aquí no se explota el turismo”, considera el docente Carlos Reynoso, oriundo de San José de Chasquivil, que hasta hace pocos días trabajó en la escuela Anfama. “En el establecimiento ni quisiera hay una huerta con todo el espacio que hay. Los chicos salen del secundario sin saber hacer nada, y lo que es peor, muchos terminan abandonando la escuela porque no tienen incentivo, no hay nada que les interese, no los preparan para la vida laboral”, insiste. También apunta el hecho de que en la zona nadie tiene internat. “Solamente la escuela tiene conectividad y no siempre. En 2020, los docentes mandaban la tarea por WhatsApp pero los alumnos se tenían que venir hasta la escuela para bajar las tareas, aunque estaba cerrada. Y si no había internet se tenían que volver una hora u hora y media a caballo sin haber logrado nada”, recuerda el joven docente.

Sin clases

Hace un mes y medio, aproximadamente, que las clases del nivel secundario de la escuela de Anfama están interrumpidas. La razón es el cambio de organización escolar. Solamente los niveles inicial y primario están funcionado, hasta que se termine de instalar el formato “multinivel”. El cambio se produce a raíz de la insistentes quejas de la comunidad por el ausentismo de los docentes.

La falta de accesibilidad, los viajes de cinco horas a caballo para tener dos horas de clases y volverse desalentaba a los profesores. “El multinivel comenzó a funcionar hace dos semanas en inicial y primario. Quizás a mediados de la próxima semana retome el secundario con orientación turismo”, explica el docente y de la escuela y ex cacique de Amaicha, Mario Quinteros. Las clases se dictarán de lunes a sábado, durante dos semanas seguidas. La tercera semana los alumnos trabajarán en sus casas con actividades de los docentes. El matrícula es de 39 alumnos de niveles inicial y 22 del secundario.

La escuela solamente alberga a docentes. No está en óptimas condiciones. Tiene paredes con humedad y la estructura necesita refacciones. Se cocina a leña y el agua debe ser potabilizada. Se usan paneles solares.

El Nogalito

A El Nogalito, en Lules, se llega pasando El Siambón, por la ruta 341, después de 60 kilómetros por camino de tierra. El cacique Manuel Joaquín Pérez no se opone a que en la escuela se enseñe turismo, pero quiere que además se enseñe técnicas agropecuarias. “Nuestras comunidades viven del trabajo de la tierra. Aquí no tenemos turismo, pero tampoco queremos que otros vengan a explotar esa actividad. No estamos de acuerdo con que vengan de afuera a instalar una hostería para lucrar y nosotros quedemos para tender las camas y limpiar. El turismo tiene que ser para el que cuida el territorio”, deja asentada su posición.

Educación rural: “Explotar el potenciar turístico”

“La orientación en Turismo pretende explotar el potencial turístico del lugar a través de lo que los estudiantes puedan ir trabajando en los diferentes espacios curriculares. También en la potencialidad de lo que puede resultar como microemprendimientos en este sector, mediante los espacios de Turismo y Desarrollo Sustentable, Servicio Turístico, Patrimonio Cultural turístico, Administración de organización turísticas y Proyecto turístico socio-comunitario”, explica el director de Educación Rural, Juan Manuel Victoria.

“Como destaca una nota de LA GACETA del 23 de noviembre, Anfama es un paraíso con mucho potencial para ser explotado turísticamente y desde la educación se puede lograr eso en los jóvenes para que su localidad sea más accesible para la visita de turistas”, señal. Señala que el Ministerio “siempre estuvo abierto a dialogar con la comunidad para lograr acuerdos, ya que cada cambio en el formato escolar conlleva tiempo en lo normativo y legal para su concreción”.

Agrega que desde “hace tiempo” Educación Rural realiza un trabajo mancomunado con el cacique y la comunidad, a partir de lo cual se creó la Escuela Multinivel “para garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes, teniendo en cuenta la identidad comunitaria y cultural del lugar, como así también el potencial local para su desarrollo”, concluye.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios