Legislatura: reclaman cambiar los “funcionarios que no funcionan” - LA GACETA Tucumán

Legislatura: reclaman cambiar los “funcionarios que no funcionan”

La oposición se expresó en desacuerdo con que Jaldo ratificara al Gabinete que heredó de Manzur y pidió dar respuestas a la sociedad.

23 Sep 2021 Por Martín Soto
1

EN LA MIRA. En campaña, Jaldo había pedido la renuncia de Maley. LA GACETA / FOTO DE ANALIA JARAMILLO

Legisladores de la oposición rechazaron que el gobernador interino, Osvaldo Jaldo, ratificara en su cargo a todos los ministros de la gestión de Juan Manzur luego de las duras críticas que lanzó en la interna, especialmente contra Juan Pablo Lichtmajer (Educación) y Claudio Maley (Seguridad).

El radical José María Canelada consideró que “no es una buena señal para Tucumán” que no se realicen los cambios que reclama la sociedad. “La inseguridad no es un problema de Manzur o de Jaldo. Igual la situación de la educación; hay responsables políticos de que las escuelas se caigan a pedazos y eso no se resuelve con acuerdos entre dirigentes, sino con gestión. Los funcionarios que no funcionen deben irse”, lanzó.

La republicana Nadima Pecci cuestionó que, por la tregua del peronismo, “parece que no hay malos ministros ni malas gestiones”, ni denuncias de clientelismo. “Fuera de la burbuja peronista, Tucumán sigue en los peores lugares en todas las áreas de gobierno. La educación sigue siendo un desastre, la inseguridad se lleva vidas todos los días y la pobreza aumenta, junto con la falta de empleo. Las instituciones fueron y son usadas para dirimir internas. Una vergüenza”, dijo.

El bussista Horacio Vermal, miembro de la comisión de Seguridad y Justicia, opinó que genera estupor la decisión que tomó Jaldo, y apuntó especialmente contra Maley. “Es una burla a los tucumanos y a las instituciones. Es vergonzoso que estos funcionarios, que hace una semana eran objeto de pedidos de informe y de juicio político por parte de los jaldistas, estén reafirmados en sus cargos. Es un papelón, una agachada de cabeza del vicegobernador. Es evidente que para el peronismo la seguridad nunca fue una prioridad”, disparó.

El alfarista Walter Berarducci (PJS), integrante del comité de Educación, calificó de lamentable que la “supuesta interna” del peronismo no haya sido para transformar la provincia sino por el poder. “Tucumán está sumida en la pobreza, con una desocupación altísima, con un nivel de educación bajísimo. Lo único que están haciendo es un cambio de figurita porque se sigue la misma matriz. A tres días de ser gobernador y ratificar a ministro que él mismo pidió la renuncia como Maley o Lichtmajer. O no eran tan malos o han pasado a ser muy buenos en dos días. La disputa es por el poder mismo, no para mejorar la calidad de vida de los tucumanos. Desgraciadamente estamos condenados a la interna del peronismo”, fustigó.

El líder del bloque del PJS, Raúl Albarracín, dijo que el desborde de violencia y delitos exigen cambios con urgencia. “En el Ejecutivo ahora está quien viene de haber estado presidiendo la Legislatura, ámbito en donde se cuestionó a varios ministros. Es el momento de llevar a la práctica lo que recogió en la Cámara, donde hubo muchas críticas, incluso desde su mismo espacio político. La expectativa lógica es que aplique todo lo que se le venía exigiendo a Manzur. No producir los cambios que venía sosteniendo públicamente Jaldo, muestra que sigue gobernando Manzur”, sentenció.

Comentarios