El Faro propone “Perseguir el placer” desde 10 canciones con significado libre - LA GACETA Tucumán

El Faro propone “Perseguir el placer” desde 10 canciones con significado libre

La banda presentará con invitados en el San Martín su nuevo disco, disponible en las plataformas digitales.

18 Jul 2021 Por Fabio Ladetto
1

CUADRO INTERVENIDO. Los rostros de los integrantes de El Faro se editaron entre los milicianos que aparecen en “La Libertad guiando el pueblo”, la pintura de Eugène Delacroix con la que la banda anuncia su show.

“La Libertad guiando al pueblo” es un cuadro clásico que simboliza la Revolución Francesa y es el elegido por El Faro para anunciar el show de esta noche, desde las 20 y en el teatro San Martín (avenida Sarmiento 601). La función viene doblemente demorada: servirá de presentación de su nueva producción, “Perseguir el placer”, que estaba lista el año pasado; y había sido originalmente prevista para mediados de mayo, cuando nuevas restricciones sanitarias derivaron en el cierre de las salas. Ahora sí llega el día.

La pintura de Eugène Delacroix (utilizada para la promoción del recital) está intervenida para intercalar los rostros de los músicos en vez de los milicianos galos alzados en armas contra el rey Carlos X. La imagen escogida, de algún modo, es la de una mujer-faro, que indica el camino al pueblo levantado contra el poder despótico. Pero es sólo una interpretación.

“‘Perseguir el placer’ es un disparador, como lo son cada una de nuestras canciones, sus letras, el arte de tapa, la identidad visual y cada elemento de nuestra propuesta artística integral. Es un estímulo, un disparador, una sugerencia pero cada quien tiene el derecho de interpretar lo propuesto desde su singularidad”, afirma Martín Landers

El guitarrista integra la banda (la formación está a punto que cumplir siete años) junto a Federico De Ángeli, Matías Meneses Haro, Gerónimo Pondal y Juan Pablo Farias. Para esta función se sumarán como invitados especiales Juan Mora, Evaristo Moyano Paz, Sol Kaplán Méttola y María de Lourdes Curubeto. Los socios del Club LA GACETA tendrán 2x1 en entradas.

Este es el tercer material que lanza el grupo, en un contexto distinto del que existía cuando comenzaron a prepararlo. “No somos nosotros, somos otros. La producción es la misma, pero el mundo es otro. Esta vez, la luz y la oscuridad van a ser aguas de una misma fuente y no hay mejor entorno que un teatro para apreciar la diversidad de emociones y de historias que se van a encontrar en esta obra, de todo lo que se tiene para gritar”, adelanta.

- ¿Cómo está integrada esta producción?

- (Matías Meneses Haro - MMH) El disco cuenta con 10 canciones compuestas por Martín y Fede, fue grabado en Estudio Rojo de Tafí Viejo entre noviembre de 2019 y febrero de 2020 bajo la producción de Alejandro Rodríguez. El año pasado frenamos la presentación, pero lanzamos dos adelantos en las redes sociales: “Fin de mes” y “De pie”. Ahora van a encontrar el resto de las canciones del álbum en las plataformas digitales; no lo tenemos en forma física, como los anteriores, porque es difícil afrontar ese gasto. Como banda independiente, dependemos fundamentalmente del ingreso de los recitales en vivo. La pandemia nos sacó de los escenarios por mucho tiempo y eso generó un daño irreparable.

- ¿Como cambió el sonido de El Faro desde su primer disco?

- (Gerónimo Pondal - GP) Fue evolucionando mientras crecimos como banda y afianzamos nuestra identidad; mucho tiene que ver la amistad en todo este proceso. El primer disco es el menos maduro por la ansiedad de grabar, que nos llevó a no trabajar completamente nuestro sonido ni a tener un concepto. Tiene muy lindas canciones que nos permitieron decir: “¡Hola, aquí estamos”. Con el segundo, “Esperando arder”, el trabajo fue mucho más meticuloso, principalmente con los aportes de Martín que escuchó muchísimo Led Zeppelin y lo plasmó, a su manera, con sus propios colores acompañado de nuestras pinceladas. Y ahora se hizo un trabajo parecido, pero mucho más profundo. Dedicamos muchas horas a buscar el sonido exacto de las guitarras, a encontrar como debían sonar los otros instrumentos en cada tema. Yo, en la batería y el bajista, teníamos la responsabilidad de ser una base firme y sólida, de no dejar nada al azar. El disco cambió de tinte a algo mucho más colorido que el anterior (“Esperando arder”, de 2017), pero hay un nexo entre los dos. Estamos muy contentos con lo logrado y tenemos muchas esperanzas en este gran disco que grabamos.

- ¿Hacer un disco de estudio fue la alternativa que encontraron en un año sin posibilidad de encontrarse con el público en vivo?

- (Martín Landers - ML) El artista estará incompleto siempre, y en esa incompletud está el espacio que posibilita el hecho artístico. Más que el artista, es la obra lo que se completa con el público, no para cristalizarse en una forma definitiva sino para transformarse constantemente. Un disco es mucho más que una serie de canciones, es el diálogo que esos temas establecen con quienes las escuchan y con el mundo que nos rodea. “Perseguir el placer” está listo desde los primeros días de marzo de 2020. Las circunstancias que nos rodean han construido nuevos significados sobre esas canciones que ya venimos tocando desde hace un tiempo, y que hemos tenido la torpeza o la gracia de esperar para compartirlas. No sabemos qué le espera a esta obra en el encuentro con el público, pero sí lo que significó para nosotros: ante todas las puertas cerradas, transitar este proceso con un proyecto esperando ser presentado fue el sostén que nos mantuvo de pie.

- ¿El concepto del que hablan encierra una idea cerrada de su propósito artístico?

- (ML) No explicamos en profundidad los elementos artísticos que proponemos, porque si lo hiciésemos estaríamos cerrando la infinidad de significados que pueden disparar. Ahí está la riqueza del arte, en la diversidad de sentidos que pueden dispararse desde apenas un estímulo, como una letra. En el final de la canción “De pie”, el primer adelanto que subimos de este disco, se puede escuchar un fragmento de la canción “L’ italiano” de Toto Cotugno, un cantautor toscano, y una persona articuló la letra del tema italiano con la de nuestra canción, en el contexto de pandemia. Fue maravilloso, porque a pesar de ser muy distinto a lo que a mí me sucedía al componerla, sentí un orgullo enorme porque había posibilitado una elaboración íntima y profunda. Esa es nuestra búsqueda como banda: que nuestras canciones, nuestro arte visual, nuestros shows, puedan conmover y movilizar a quienes los aprecien. A lo largo de nuestra historia como grupo hemos experimentado distintas maneras de hacerlo, pero el horizonte, el faro, siempre fue el mismo.

- ¿Qué significa para ustedes la idea del placer?

- (Federico de Ángeli - FA) Representa la música que hacemos. En esta producción nos abrimos a estilos, géneros, líricas y experiencias nuevas que nos permitieron sentir la música de una manera distinta y disfrutarla sin el velo del prejuicio, que, por ahí, uno tiene con ciertos estilos. Estamos descubriendo un mundo musical y esa es nuestra búsqueda ahora.

Comentarios