Alieto Guadagni: “más días de clases, doble jornada y pruebas Aprender” - LA GACETA Tucumán

Alieto Guadagni: “más días de clases, doble jornada y pruebas Aprender”

El economista estuvo en el programa “Panorama Tucumano” de LA GACETA y propuso qué se debe hacer para mejorar el nivel educativo de los jóvenes argentinos.

24 Jun 2021
2

CONCEPTO. “El sistema argentino está debilitado porque no se cumplen las leyes”, dijo Guadagni. LA GACETA / FOTOS DE JOSÉ NUNO

Panorama Tucumano, programa que conduce Federico Van Mameren, tuvo un invitado de lujo: Alieto Guadagni, economista de larga trayectoria política en el país. Durante la entrevista, Guadagni analizó la situación de la educación en Argentina, explicó qué se podría hacer para mejorar los niveles educativos y usó datos para sostener su punto de vista.

- ¿En qué situación está la educación argentina?

- En los últimos meses se han asentado dos cosas: primero el nivel educativo, que es muy bajo, y segundo la desigualdad. ¿Cuáles son los pibes que pudieron paliar esta crisis? Los de clase alta que pudieron hacer frente a la virtualidad, los pobres no. Podrían haber reproducido el modelo más exitoso del mundo, que es el modelo cubano. Tienen clases por televisión; han usado la televisión pública en educación. Nosotros gastamos millones en televisión pública y el aporte en educación es casi nulo.

Y los países que van a salir adelante en el siglo XXI son los que tienen recursos intelectuales. En la última prueba PISA, de 77 países, en matemáticas los pibes argentinos están en el puesto 71. El sistema argentino está debilitado porque no cumplen las leyes. La primera ley que violamos es la de 180 días de clases obligatorios, que es de Kirchner. La segunda es la ley de jornada extendida de 2006. ¿En Tucumán cuántas escuelas tienen doble turno? El 8%. La otra ley es la que hizo obligatoria la educación secundaria, y en Tucumán se reciben tres de cada diez pibes que empezaron el colegio.

Por eso es un error suspender el operativo de evaluación Aprender. Es como que un médico rompa un termómetro; el termómetro no cura a nadie pero sirve para dar indicaciones.

BUENOS AIRES. Guadagni habló a través de una videollamada.

Hay un gobierno provincial que dijo que este año va a hacer las pruebas Aprender: Mendoza. Mendoza y Córdoba son las provincias con mayor preocupación por la educación y tienen distinto color político.

Lo bueno de esta situación es que la sociedad lentamente ha comenzado a valorizar la escuela; hay grandes demandas sociales que piden que se abran las escuelas.

- ¿Qué tenemos que hacer al respecto?

- En educación hay que hacerse una sola pregunta, ¿qué es bueno para el futuro del pibe? Que haya 180 días de clases, doble turno, evaluación de resultados, efectiva obligatoriedad de asistencia al secundario.

Ojalá podamos aprovechar el golpe negativo de la pandemia para revalorizar la escuela. Ya lo dijo Sarmiento: “por cada escuela que se abre se cierra una cárcel”. Cuando se fabrican adolescentes sin educación se hace materia prima para la droga y la delincuencia porque no van a tener empleo. Y el desempleo en Argentina se concentra entre quienes no terminaron la educación.

Hay un estudio del Banco Mundial en el que analizaron el valor de todos los activos tangibles físicos y el capital humano intangible. El resultado es que por cada peso del valor del capital físico, el capital humano vale cuatro pesos.

- ¿Qué hacer con los chicos para que valoren la escuela?

- Hay evidencia que dice que muchos son los pibes que prefieren volver a la escuela, en la mayoría de los casos por una cuestión de relación social. La escuela ha sido un foco de creación de amistades. La virtualidad no puede reemplazar esto, lo puede complementar. La virtualidad genera desigualdad y hay que quebrar el razonamiento de que si sos pobre vas a ser pobre porque no vas a ir a la universidad. Que todos tengan derecho a las mismas oportunidades es clave.

- ¿Cuál es el primer paso para eso?

- Que el gobierna vuelva atrás y permita hacer los operativos Aprender. Esto permitiría que los políticos se metan en los problemas, se interioricen en cuál es el estado de la educación de su provincia o municipio.

Me gustaría que la Legislatura le dedicara una sesión a ver cómo está la educación en la provincia, quiénes son los que saben, cuál es el problema, analizar muchos factores. Esto en Brasil funciona a la perfección.

- ¿Cómo funciona en Brasil?

Con los resultados de estas evaluaciones se juntan los directores, maestros y padres de 15 escuelas y analizan cómo les fue y qué hacer para mejorar.

- ¿Qué tengo que hacer como padre?

- Pida la evaluación del colegio al cual van sus hijos.

- ¿Hay tensión entre los padres y los docentes?

- Los docentes están cometiendo un gran error porque no se preguntan qué es lo mejor para los pibes. Deberían buscar otro medio de reivindicación salarial que no perjudique a los pibes. No cierren las escuelas. ¿Las privadas caras se cierran por protestas salariales? No. Entonces el año escolar de la escuela privada es más largo que en la público y caemos de nuevo en la desigualdad.

Para cuestiones de educación (Rafael) Correa fue un gran presidente en Ecuador. En ese país usted no puede entrar a la universidad si no da un buen nivel en secundaria. Los líderes de eso son los partidos de izquierda. ¿Cómo cree que se entra a la universidad en Cuba, Rusia, China? Lo que hizo Correa es que para entrar a la universidad se necesitan 550 puntos, pero hay dos carreras que necesitan 800: medicina y educación, porque son las carreras que se preocupan por el futuro de los pibes. Y si usted saca más de 900 le dan un cheque para estudiar en una de las 50 mejores universidades del mundo. Entonces en último año se preocupan por estudiar, aquí se fijan en el viaje de egresados. Ojo que en Brasil esto lo extendió Lula (Da Silva), también de izquierda, porque la cuestión no es derecha o izquierda, es pensar en los pibes.

- ¿Qué le diría a un alumno de los últimos años de secundaria?

- Les pido que les presten atención a las carreras del futuro, de ciencia y tecnología. Tenemos un desbalance muy grande entre las ciencias sociales y las ingenierías. No estoy pidiendo reducir la matrícula de ciencias sociales, sino expandir las de ciencias duras. El siglo XXI es de la ciencia y la tecnología.

- ¿Somos un país ignorante?

No. Estamos en una tendencia de avance de la ignorancia, pero hay posibilidades de recuperarnos. Hay muchas reservas intelectuales, humanas, incluso políticas, para revalorizar la escuela. Mejor tener Vaca Muerta que no tenerlo, pero no se sale adelante con recursos naturales, se sale adelante con recursos humanos.

Comentarios