Tomar aspirinas antes de la vacuna de AstraZeneca: ¿mito o realidad? - LA GACETA Tucumán

Tomar aspirinas antes de la vacuna de AstraZeneca: ¿mito o realidad?

Especialistas consultados por este diario hablan de la creencia popular.

23 Jun 2021
2

Archivo

Mensajes en cadena a través de WhatsApp, conversaciones entre amigos y posteos en la redes sociales promueven, desde hace días, el consumo de aspirinas antes y después de recibir la vacuna de AstraZeneca, como una forma de prevenir los raros y escasos episodios de trombos reportados en todo el mundo (uno cada 100.000 dosis, aproximadamente) asociados a esta marca. Pero, ¿hay alguna recomendación al respecto? A priori, no.

Eduardo López, médico infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, indica a este diario que no se recomienda la suspensión de la aplicación de AstraZeneca, pero sí la toma de recaudos, especialmente en mujeres jóvenes ("ese es el grupo potencialmente afectado"). Y esos "recaudos" no consisten en tomar aspirinas, sino que ejemplifica con las decisiones adoptadas por países como Inglaterra, que inoculan a las embarazadas con Pfizer y sólo utilizan AstraZeneca para mayores de edad, pues disponen de otros fármacos.

Pero técnicamente, ¿qué es lo que sucede con AstraZeneca? López -que además forma parte del equipo de profesionales que asesora al Gobierno nacional- explica que la vacuna genera una enfermedad autoinmune que produce coágulos de sangre, especialmente en el cerebro y en el abdomen. "Una aspirina no alcanza para evitarlos. Y si llegara a generar este efecto adverso, por lo general aparecería en los siete o 14 días posteriores a la primera dosis, sobre todo en mujeres que han tomado anticonceptivos", añade, aunque aclara que también se han visto sucesos en hombres.

No obstante, al tratarse de trombos poco frecuentes, los beneficios son mayores que esa contraindicación, sopesa el especialista.

El doctor Gustavo Costilla Campero -jefe del servicio de Infectología en el hospital Padilla- agrega que para este tipo de trombos no hay ninguna medicación preventiva. "Pensemos en los países que donde se dan millones de dosis de esta vacuna... ya se hubiese establecido como recomendación el uso de la aspirina si fuese útil", comenta. En sintonía con lo manifestado por López, expresa que, ante los reportes de efectos colaterales inusuales, a las poblaciones de riesgo se les administran otros fármacos, pero porque cuentan con opciones: en Estados Unidos, por ejemplo, uno va a la farmacia y elige si quiere Pfizer o Moderna, cuenta.

"Con esto no quiero decir que la aspirina esté descartada. Simplemente, digo que no tenemos evidencias científicas. Hoy, todas las hipótesis referidas al coronavirus se encuentran bajo estudio", reflexiona. Actualmente, los reguladores internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, les han recomendaron a los médicos que se familiaricen con los métodos de tratamiento especiales de estas raras trombosis venosas. Y se desaconsejó el uso de heparina, uno de los anticoagulantes más extendidos. En vez, se propuso inmunoglobulina.

En general, postvacunación también circulan otros bulos, entre ellos la recomendación de tomar algún antiinflamatorio o paracetamol para evitar situaciones más comunes, como la fiebre. Costilla Campero afirma que a sus pacientes les indica algún medicamento solamente después de la vacuna y si presenten algunos de esos eventos. "No se puede dar remedios de forma generalizada ni masiva".

EN ANÁLISIS. La vacuna de AstraZeneca demostró buenos resultados contra las nuevas cepas de coronavirus detectadas en India. REUTERS

La primera semana de junio Chile prohibió la segundas dosis de AstraZeneca en hombres menores de 45 años, quienes en cambio recibirán Pfizer para finalizar su inmunización. La vacuna ya estaba vedada en mujeres de esa franja etárea, pues el país trasandino únicamente la aplica en sus ciudadanas mayores de 55 años. La decisión de las autoridades chilenas llega después de un caso confirmado de trombosis en un muchacho de 31 años. Además, por esos días también Italia suspendió el empleo de la vacuna anglo sueca, luego de que una chica de 18 años muriera por una trombosis. En Argentina, desde diciembre de año pasado se encuentra aprobada la vacuna de Oxford y AstraZeneca. No se han reportado eventos adversos inusuales o de esas características. En cambio, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha contabilizado más de 200 sucesos en el Viejo Continente y en Estados Unidos se han reportado unos seis casos.

Comentarios