Cartas de lectores VII: defender lo indefendible - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores VII: defender lo indefendible

11 Jun 2021

Cuando la diputada Fernanda Vallejo intenta defender lo indefendible no tiene un poco de dignidad y actúa con el mayor desparpajo, sin ningún tipo de argumento al manifestar: “Tenemos el salario más bajo de la región”, para justificar la suba del 40%. Evidentemente, a ninguno de los diputados tanto del oficialismo como de la oposición, se les movió un pelo para manifestar su descontento por estas falsas manifestaciones de la diputada en cuestión, con lo cual dan con su silencio la aprobación unánime, convirtiéndose lamentablemente en cómplices. Debemos remitirnos a las declaraciones que efectuara la diputada Graciela Camaño en el recinto del Congreso de la Nación el 4 de abril de 2019: “Seguir mostrándonos a nosotros, cobrando ingentes sumas de dinero mientras no hacemos un car…” “porque el pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta, no podemos seguir cobrando lo que cobramos, el país está en crisis, nuestros maestros, nuestros obreros, nuestros pequeños y medianos empresarios, nuestros comerciantes” …” ¿No les da un poco de vergüenza? ¿no tienen algún pariente que le digan lo bien que viven sin laburar, nadie les reclama nada? A mí sí me da vergüenza, a mí nunca me pasó que me avergonzara de mi salario, porque venía acá a trabajar, y trataba de honrarlo”. Está muy clarito que se olvidó completamente de sus palabras. ¿Acaso hoy junio 2021 no estamos en peor y más dramática situación, política, económica y social? En esa oportunidad le envié a su casilla de correo en la Cámara de Diputados de la Nación con una propuesta de reforma de los poderes del Estado (“Carta abierta a la diputada Graciela Camaño”, publicada EN LA GACETA el 6 de abril de 2019) Es necesario que los políticos argentinos respeten la democracia (que es el gobierno del pueblo) y no solamente la declamen sino que la practiquen y la mejor manera de honrarla es cumplir el mandato que el pueblo les otorgó al elegirlos, porque los verdaderos dueños somos nosotros, los ciudadanos, y de una vez por todas deben escuchar las múltiples opiniones y propuestas que permanentemente efectuamos, si eso ocurriera no deberíamos soportar las diferencias que existe entre los que ejercen el poder y los que estamos en el llano. Es indigno que el Congreso de la Nación se fijen ellos sus propios salarios, y reglamentaciones de trabajo, vacaciones y jubilaciones privilegiadas. Deben regirse por las mismas disposiciones y reglamentaciones que rigen para todos los trabajadores de la Argentina.

Federico Yurcovich


[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Argentina
Comentarios