“Cardio” o fuerza: ¿qué tipo de gimnasia ayuda a elevar las defensas ante la covid-19?” - LA GACETA Tucumán

“Cardio” o fuerza: ¿qué tipo de gimnasia ayuda a elevar las defensas ante la covid-19?”

La combinación de ambos grupos de ejercicios fortalece el sistema inmunológico.

01 May 2021 Por Mariana Apud
1

Escudos son los que se necesitan para combatir la covid-19. De todas las formas, estilos, colores y versiones. Cualquier sistema que genere una barrera ante el virus, aunque sea en un mínimo porcentaje, sirve absolutamente si es que la vacuna no ha sido aplicada en el organismo. En ese rango de consideración entra la actividad física en todos sus niveles, profesional, amateur, de alto o mediano rendimiento.

Las experiencias que viene dejando la pandemia todavía son analizadas con rigor científico. Hace más de un año que el virus irrumpió en la vida, parece mucho, pero en el terreno de las investigaciones es poco el tiempo para llegar a conclusiones. Algo así pasa en la relación actividad física/covid-19, en pleno estudio. Antes de la pandemia, y porque desde que la tierra existe es sabido, el ejercicio físico es una de las mejores maneras para mantener la buena salud. Todo indica que ahora también formará parte de esos “escudos” necesarios para disminuir el impacto de la covid-19 antes, durante y después de la infección. Teniendo en cuenta que no hay población que esté exenta de contraer el virus que sí afecta más a mayores de 60 años y personas con enfermedades preexistentes, niños, adolescentes adultos y ancianos deben hacer algún tipo de ejercicio para generar ese “escudo” en su cuerpo.

Por eso hay que empezar a consultar y a descubrir qué es lo que se puede hacer. Las consultas deben hacerse con la premisa de que toda actividad física fortalece el sistema inmunológico, por lo que todo sirve. ¿Gimnasia cardiovascular o de fuerza? Puede ser una buena pregunta disparadora para conocer las opciones. Antes, es mejor conocer la diferencia de los dos grupos que si bien no tienen una definición exacta, sí hay consenso en su separación. Los ejercicios “cardio” mayormente tienen como objetivo una quema de calorías -ahora la meta es también la de combatir un virus- subiendo el ritmo cardíaco con actividad más o menos prolongada. En cambio, privilegiar la fuerza tiene la finalidad de desarrollar el músculo que el deportista quiera fortalecer.

Cualquiera de los dos ejercicios, movilizarán las células que podrán al “escudo” más resistente. El organismo se equipará con mejores armas para enfrentar cualquier agente infeccioso que esté al acecho.

Si forzosamente hay que buscar un vencedor en el debate cardio-fuerza, la victoria hay que dársela a la gimnasia cardiovascular porque aumenta el ritmo cardiorrespiratorio, fortaleciendo el corazón y los pulmones. Si bien incide en otros órganos, primariamente la covid-19 afecta los pulmones.

“Diría que tanto la fuerza como la resistencia son necesarias para aumentar la fortaleza de nuestro sistema inmune”, opinó Paula Calliera. La especialista en entrenamiento físico va por el lado del equilibro entre los dos grupos de ejercicios. “Porque los dos nos permiten estar más sanos y fuertes. Los podemos entrenar juntos o en días diferentes. La clave está en la frecuencia, en la intensidad y en la duración de nuestros entrenamientos”, detalló.

Entonces, el mix de las variables que enumeró Calliera tiene que ver con la cantidad de días (frecuencia); el ritmo que cada uno le pone (intensidad) y si se practica durante una hora, dos horas o media (duración). Claro está, lo mejor es que esas variables sean ajustadas según los conocimientos de un profesional y, ahora más que nunca en un contexto de pandemia, en gimnasios que cuenten con las condiciones sanitarias correspondientes.

El profesor de Educación Física Leonardo Argañaraz le pone unos puntos extras al entrenamiento de fuerza. “Recomendaría siempre priorizar la masa muscular por ser un órgano endocrino que mejora la producción y regula nuestras hormonas”, explicó. “El entrenamiento de fuerza, siempre y cuando sea planificado y adaptado al individuo en cuanto a intensidad, cantidad y, sobre todo, descanso, será el pilar de cualquier plan”, estableció el miembro del staff deportivo de Jockey Gym. “La recomendación en cuanto a la actividad aeróbica, también deberá ser contemplada teniendo en cuenta los mismos requisitos que para entrenar fuerza. Incluso, me animo a recomendar, la metodología hit que es de corta duración y los beneficios son mayores que el entrenamiento de baja intensidad prolongado”, sugirió Argañaraz que aportó su visión sobre la pandemia y la actividad física. “Enfrentar la pandemia es poner fuerte a los individuos para que no ocupen camas en hospitales que podrían ser destinadas a personas que realmente lo necesiten y no tengan otro remedio que ser internados”, reflexionó el profesor.

Comentarios