Ella lo denuncia por acoso, él por estafa - LA GACETA Tucumán

Ella lo denuncia por acoso, él por estafa

Un juez le dictó la prisión preventiva a un joven de 20 años. Mañana se realizará una junta médica para analizar si puede ser imputado.

18 Abr 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

TENSA ESPERA. La resolución de la causa que se ventila en tribunales podría comenzar a resolverse mañana con el informe de los profesionales.

Un joven permanecerá 14 días detenido por haber violado una prohibición de acercamiento a favor de una joven que lo había denunciado por acoso. El acusado, que será sometido mañana a una junta médica para determinar si puede ser procesado por el delito de lesiones en la salud mental y desobediencia judicial, habría denunciado a la víctima por estafa.

La joven, cuyo nombre se mantiene en reserva, comenzó a recibir llamadas y mensajes de textos por parte del acusado. Harta del hostigamiento, denunció la situación el 6 de enero en una dependencia policial, donde le informaron que ya la llamarían para que continuara la causa. Pero nada de ello ocurrió y los ataques continuaron con el transcurso de los días.

En marzo, con el patrocinio de Jorge Contrera, logró una medida de prohibición de acercamiento y hasta una custodia policial que tampoco sirvió de mucho, ya que el imputado siguió tratando de comunicarse con ella varias veces.

También en marzo, Patricio Char presentó una denuncia por estafa en contra de la víctima. Indicó que su representado concurría habitualmente a un hotel donde funciona un casino. Un mozo de ese lugar le había presentado a la joven que trabajaba como cajera. Con el paso del tiempo, el hombre le propuso que le entregara una importante suma de dinero para que tuviera relaciones sexuales. El ahora detenido aceptó y realizó el pago acordado. Como no tuvo respuestas, comenzó a llamar a la mujer para que cumpliera con lo que habían acordado.

La detención

El joven fue detenido el jueves por la tarde cuando la víctima lo descubrió tocando el timbre de su casa. La fiscalía de Violencia de Género III, que dirige Ignacio López Busto, convalidó la aprehensión y solicitó que se realizara la audiencia correspondiente.

En el debate, la auxiliar fiscal Lucrecia Lugones planteó los detalles de cómo se había producido la aprehensión del acusado y recordó que, pese a las medidas de protección a favor de la víctima, el acusado las había violado en más de una oportunidad. Pidió que se le dictara la prisión preventiva durante 30 días. Esa postura fue respaldada por la querella.

Char se opuso tajantemente. Indicó que su defendido padece de trastorno general del desarrollo (TGD) y trastorno del espectro autista (TEA) por lo que consideraba que debía ser declarado inimputable. Y en caso de que se le dictara la medida cautelar, que sea con la modalidad de arresto domiciliario, puesto que no estaba en condiciones de permanecer en un calabozo. Lugones y Contrera se opusieron al considerar que la documentación que se presentó para respaldar esa información era antigua y el certificado de discapacidad estaba vencido.

El acusado pidió hablar. Aclaró que trabaja como empleado de la Iglesia Universal de Dios percibiendo un salario de $260.000 mensual y que su función consistiría en permitir que se abran cuentas a su nombre en distintas entidades bancarias. “Soy inocente y quiero que termine lo más rápido posible”, comentó.

La víctima, en cambio, no declaró porque no se encontraba en condiciones psicológicas de hacerlo.

El juez Gonzalo Ortega resolvió: dictarle la prisión preventiva por 14 días de cumplimiento en un calabozo de la seccional 1ª; someterlo a una junta médica mañana; dar intervención al Juzgado de Familia para que tome cartas en el asunto y definir si se debe designar a un curador para el procesado; y oficiar al Ministerio de Salud de la provincia para que los responsables del área de Salud Mental le haga un control al detenido.

Balance

“El fallo de Ortega es bueno. Hizo lo que no se había hecho en el caso Tacacho. No sólo solicitó que sea atendido por profesionales, sino que advierte si los actuales curadores no se puedan hacer cargo, que lo hagan otras personas”, indicó Contrera.

El abogado dijo además que en este caso tampoco funcionó la prevención. “Ella denunció varias veces ante la Policía que no se cumplía la medida. Le pusieron una consigna que no estaba todo el tiempo. Y el día que lo detuvieron en flagrancia, los uniformados le decían que vayan los dos juntos a la comisaría. No se puede creer. Fue una locura”, advirtió. Sobre la denuncia de estafa que realizaron en su contra, Contrera indicó que no habían sido notificados.

Por su parte, Char insistió con la inocencia de su defendido. “Él no tiene ni idea de lo que está sucediendo. Él pretendía que se cumpliera con el acuerdo al que habían llegado. Ni siquiera entiende todavía que lo estafaron. El juez no me dejó plantear ese caso durante esta audiencia porque correspondía a otro proceso”, concluyó.

Los puntos claves del caso:

1- Una mujer denunció a un joven que la acosaba y logró que se le dictara medidas de protección a su favor. El imputado violó la perimetral y fue aprehendido.

2- El acusado presentó una demanda en contra de la denunciante. Dijo que un hombre, le pidió dinero para que mantuviera una relación con ella.

3- El defensor pidió que se lo declarara inimputable, pero una auxiliar fiscal y el querellante se opusieron y un juez le dictó 14 días de preventiva.

4- El magistrado ordenó una junta médica para definir si puede ser imputado y envió una copia del caso a un juzgado de Familia para que analice qué hacer.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios