Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

23 Feb 2021 Por LA GACETA
1

Ómnibus a Villa Padre Monti

Es indignante la situación que vivimos día a día los usuarios de la empresa que tiene recorrido de San Miguel de Tucumán a Villa Padre Monti. El miércoles 16 el servicio que sale 13:15 de la terminal de ómnibus a dicho destino, se saturó y ya no cabía un alfiler más; con la excusa de la pandemia se redujeron los horarios y ni hablar de refuerzos (supuestamente por protocolo y para evitar aglomeraciones). Ahora yo me pregunto ¿qué sentido tiene si nos trasladan como animales? ¡Y a muchos pasajeros sin barbijos tampoco se les exige con la excusa de que “mientras cada uno se cuide...”! Ilógico ¿No? Muchos de los usuarios que abordamos el servicio en ese horario somos trabajadores que a queremos llegar a casa a descansar y sin embargo nos bajaron parados a esperar un supuesto refuerzo. No es justo que abonando uno de los boletos más caros, comparando con aquellos que hacen recorridos a largas distancias como por ejemplo el Provincial que va desde San Miguel a Lules. Nosotros estamos a solo 12 km de la Capital. Viajando en unidades en pésimas condiciones con una falta total de higiene, todos rotos, dejándonos a mitad del camino a veces con el agobiante calor o inviernos crudos. Sumando a todo esto jamás cumplen horarios, ni hablar de las veces que fueron víctimas de inseguridad, como es la única empresa que hace el recorrido no les preocupa solucionar o resolver la situación. Imagínense quedar varados y no tener para un taxi. ¿Hasta cuándo van a seguir aprovechándose de la gente?

Asin Nair 

[email protected]

¿Quién miente?

¿Quién miente? ¿Yo, señor? No, señor. Esta pregunta pienso que se la están haciendo las mamás, papás y familiares de los niños y adolescentes que tienen que volver a las aulas de las escuelas del Estado provincial. Si se observan las fotos que publica LA GACETA y los videos que circulan, vemos que las escuelas no están en condiciones edilicias e higiénicas de albergar a los educandos en su vuelta a clases. Si estamos a lo que manifiestan las supervisoras (LA GACETA 19/02), las escuelas tienen falencias y graves. Una de ellas, por nombrar alguna, es la Escuela de Comercio de Concepción. Por ende, no todas las escuelas pueden funcionar en Tucumán. Ahora si vamos a lo que el ministro Lichtmajer declara a LA GACETA (22/02), es un ni. Ni blanco, ni negro. A la pregunta de la periodista sobre qué se hizo en las escuelas en este tiempo (me imagino que la periodista se refiere al 2020), el ministro contesta con evasivas, "que un auto que no se usa requiere el doble de trabajo para acondicionarlo". Ministro, las escuelas no son autos. Son edificios públicos que deben ser mantenido. Se debió ver en los cuatro años de su ejercicio, y vamos para cinco, el estado de las escuelas e irlas mejorando. ¿O cree por ventura que el estado deplorable de las escuelas y sobre todo de la escuela de Comercio de Concepción se produjo en un año? Todas las escuelas en mayor o menor grado necesitan mantenerse. Los baños en las escuelas dejan mucho que desear. ¿Están listos para ser usados a partir del 1 de marzo? ¿Hay personal disponible para que de vez en cuando arroje algo de lavandina en los baños? ¿Tienen los elementos de higiene necesarios? ¿O ellas deben proveerlos?. Bueno al final ¿quién miente? Me inclino por pedirle al ministro que deje su despacho y acompañe a todas y cada una de sus supervisoras y visite las escuelas (todas, las lindas y las feas, las chicas y las grandes) y así tome un acabado y real conocimiento de la situación. Es su deber como funcionario del estado responder con la verdad al pueblo en general. Creo que las mamás y los papás, amén de los docentes y de la población de la provincia que tenemos hijos, sobrinos, ahijados o vecinos que deben volver a clase, le agradeceríamos que realice su gestión como corresponde.

Juana M. Farías

[email protected]

“Que vayan presos”

No pueden los gobiernos decidir quién vive y quién no en esta pandemia; aunque intenten justificarlo de mil maneras incumplieron con la prioridad sanitaria nacional pautada por decreto. Esta maniobra fraudulenta deja en claro que siguen haciendo lo mismo y los mismos en el Ejecutivo nacional. Si miramos los nombres de aquellos que intentaron y consiguieron pasar por encima de la población más vulnerable a la Covid-19 no encontrarán otros que los de siempre, todos vinculados estrechamente a los gobiernos identificados al kirchnerismo. El pedido de renuncia por parte del Presidente de la Nación Alberto Fernández no debe ser la verdadera sentencia que conforme a la ciudadanía; tiene que ser el propio mandatario nacional quien impulse una demanda judicial que condene firmemente estas contundentes defraudaciones a las disposiciones nacionales vigentes en pandemia. Que vayan presos, como todos los ciudadanos que violaron las normas; que vayan presos, como todos los ciudadanos que pusieron en juego la integridad física de los demás y que vayan presos, de una buena vez por todas todos aquellos que sienten que el poder les pertenece y pueden vivir de la impunidad para siempre en la República Argentina.

Williams Fanlo
[email protected]

“Vacunatorio VIP”

En relación a lo que se llamó "vacunatorio VIP", la senadora Elías de Pérez manifestó que "les quitan las vacunas a nuestros viejos"; y tiene razón, lo que se hizo es inaceptable y de hecho el ministro González García pagó con la remoción de tan importante cargo por ello. Lo curioso es que quien se manifestó de esta manera es aquella que apoyó explícitamente al gobierno que les "quitó" el pan de la mesa a millones de argentinos; al que generó el cierre de miles de empresas y comercios; al que dejó que se vencieran miles de vacunas, al que le quitó el calendario de vacunación a millones de niños; al que endeudó al país por miles de millones de dólares; al que les quitó los remedios gratuitos a "nuestros viejos"; al que batió records en materia de inflación; al que no hizo ni una miserable escuela; al que escondieron las computadoras para no entregárselas a los estudiantes destinatarios de las mismas; al que no construyó una sola casa; al que redujo los presupuestos de salud y educación (a tal punto que degradaron a tales ministerios a secretarías); al que mintió descaradamente prometiendo eliminar la pobreza y eliminar el impuesto a las ganancias, entre tantos muchos otros males que causaron. En definitiva, la senadora Elías de Pérez apoyó al gobierno que sobre todo le quitó la esperanza a millones de argentinos, entre ellos a muchos jóvenes que tuvieron que abandonar su patria para buscar un futuro mejor en otros lares. Insisto, lo que se hizo con la vacunación preferencial de parte del Ministerio de Salud de la Nación estuvo muy mal y Ginés González García ya "pagó". ¿ Cuándo comenzarán a pagar Macri y sus funcionarios todo el desastre que hicieron en los cuatro nefastos años en que gobernaron? Espero que la senadora, desde el importante lugar que ocupa, ayude a que esto suceda rápidamente; si no parecerá que su capacidad de indignación es sólo "selectiva".

Oscar Alberto Beltrán

Avenida Belgrano 3.350

San Miguel de Tucumán

Vacunación covid-19

El día lunes 22 de febrero, con mi mujer recibimos la vacuna contra la Covid 19. Claro está que tenemos más de 70 años, y que -como correspondía- previamente nos inscribimos ante el sitio web habilitado a estos efectos. En base a nuestro domicilio, concurrimos al nodo de Yerba Buena, sito en Avda. Fanzolato y Frías Silva. Realmente quedamos gratamente confortados por la excelente atención que recibimos. Todo perfectamente organizado, con un protocolo sencillo y ágil. Empleados muy amables, atentos y claramente profesionales en su actuación. Todo impecable. Nuestro mayor agradecimiento y felicitaciones a todos ellos. Lo dicho demuestra, fehacientemente, que cuando los tucumanos queremos emprender una tarea y hacerla en forma correcta y eficiente, somos capaces de lograrlo. Solo se necesita que, quienes deben tomar las decisiones para implementar una política en la ejecución de una tarea, sepan hacerlo y tengan la voluntad de llevarla a cabo. Los ejecutores sabrán responder adecuadamente, como lo ha demostrado el personal de salud afectado a la vacunación. Lástima que esta política clara, y la voluntad de hacer las cosas como corresponde, no esté siempre en la mente de los gobernantes. Una anécdota: cuando estábamos en la tarea de recibir la vacuna, escuchamos un aplauso de todo el personal, preguntamos a que se debía, y nos comentaron que cada 100 vacunas colocadas, todos aplaudían. Nos adherimos gustosamente y con afecto a dicho gesto.

Ignacio Colombres Garmendia

[email protected]

Traslado de la Capital Federal

Entre otros temas, el dirigente social Juan Grabois, en su visita a Tucumán (LA GACETA, 13/02), tocó el tema del traslado de la Capital Federal, sugiriendo que fuera trasladada a Tucumán o a cualquiera de las provincias del NOA. Creo, sinceramente, como ciudadano, que es un tema que debe interesar no solo a una corriente de desarrollo humano integral, sino a todos los habitantes de las provincias que integran la Nación, como una política de Estado, tendiente a curar una grave enfermedad que padecemos los argentinos, la “macrocefalia”, cuyo crecimiento desordenado ha destruido las bases de nuestro federalismo, como lo presagiara Leandro N. Alem, al tratarse este tema en el Congreso de la Nación (1880. La Profecía de Alem). Para avalar este tema bastaría remitirme a la historia, difícil de expresar por brevedad del espacio que dispongo. Como ejemplo de la necesidad del traslado, también debemos observar lo que hicieron otros países que adoptaron la forma federal de gobierno. La establecieron en regiones alejadas de las grandes urbes dominantes; me limito a señalar, por razones de espacio, solo dos grandes países: Brasil y EEUU. El traslado de la Capital Federal, entre otras ventajas, traería como consecuencia el desarrollo armónico y más equilibrado del resto del país. En cuanto al lugar del traslado, creo que debe procederse, como sugirió Dardo Rocha a la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, que sea una comisión surgida del seno del Poder Legislativo la que proponga a la Legislatura los lugares que consideren apropiados y sean los representantes del pueblo quienes elijan dicho lugar. Así se hizo cuando la Provincia de Buenos Aires tuvo que elegir el lugar de su Capital, como provincia, por haber cedido la ciudad de Buenos Aires a la Nación; y así surgió la Ciudad de La Plata. Lo que parece una utopía puede ser una realidad si nuestros representantes abandonaran el “cortoplacismo” se convencieran de su necesidad, y tuvieran el coraje y la grandeza de llevarlo a cabo.

Hugo A. Zerdán

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios