“Los chicos no pueden evaluar el riesgo del mundo virtual” - LA GACETA Tucumán

“Los chicos no pueden evaluar el riesgo del mundo virtual”

La noticia de una niña de 10 años que murió en Italia luego de realizar un desafío en Tik Tok conmocionó al mundo. La psicóloga y especialista en adicción a las tecnologías, Laura Jurkowski, recomienda cómo acompañar niños y jóvenes que utilizan redes sociales.

24 Ene 2021 Por Paula Barbaran
2

IMAGEN ILUSTRATIVA

Con el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales, llegaron nuevos desafíos para padres y chicos. Según los especialistas, los padres más que preocuparse por la edad en que los niños reciben un celular, deben establecer límites, poner reglas sobre su uso, generar diálogo y confianza para poder abordar los temas y situaciones que puedan surgir.

La noticia de la semana conmovió al mundo entero: una niña de 10 años en Italia, realizó un desafío propuesto en la red social Tik Tok y falleció por asfixia en el baño de su casa. La psicóloga especialista en adicción a las tecnologías, Laura Jurkowski, recalcó la importancia de monitorear lo que hacen los chicos con tecnologías y redes sociales.

¿Cómo pueden los padres acompañar a los chicos en la utilización de redes sociales y según la edad?

Es importante que los padres puedan monitorear lo qué hacen los chicos con las tecnologías y las redes sociales. Si bien los chicos son nativos digitales y pueden manejar la tecnología con mucha facilidad, los padres a veces confunden y les dan un libre acceso a los chicos por este motivo.

Hay que tener en cuenta que, si bien pueden manejarlas en la parte motora o en lo tecnológico, no significa que puedan evaluar el riesgo que conlleva el mundo virtual por eso es importante no dejarlos solos. En ese mundo, como en el real, hay muchos peligros, que son similares y a veces muchos más.

Hoy no podemos separar el mundo virtual del digital porque lo que pasa en el mundo virtual impacta en su mundo real. No hay una división. Uno no dejaría a un niño pequeño caminando solo en la calle aunque tenga la capacidad motora para hacerlo: lo vamos educando y acompañando en cómo hacerlo. Por esto, es fundamental que los padres puedan saber qué hacen en las redes sociales, a qué juegan, qué videos van subiendo o viendo.

La clave es acercarse, mirar a quiénes siguen y quiénes los siguen.

¿Cómo debería ser la relación con la tecnología de los niños más pequeños?

Cuando se le da un celular a un niño, se debe hacer un contrato previo en donde ambos conozcan las condiciones y las acepten. Cuando son chicos pueden entrar a redes sociales desde los dispositivos de los padres y siempre hay que hablar sobre lo que sucede allí y los peligros que existen.

Si los chicos cometen errores o equivocaciones, hay que tratar de no enojarse en una primera instancia o castigarlos: hay que educarlos, explicarles, contarles noticias o situaciones que sucedieron para abrir un canal de diálogo con ellos.

Los primeros años de educación de los chicos con respecto al uso de la tecnología son fundamentales en la construcción de la relación entre padres e hijos. Así, cuando lleguen a la adolescencia ese canal de diálogo ya estará abierto. A medida que van creciendo los padres ya no van siguiendo tan de cerca pero se supone que se llega ahí con un camino transitado juntos. Así como a medida que crecen comienzan a salir solos de casa y les vamos soltando la mano, lo mismo sucede con la tecnología, pero el dialogo ya debe estar instalado.

CON SU LIBRO. Jurkowski publicó a en 2019 “Efecto Pantalla”.

¿Cuál sería el panorama ideal de la relación entre padres e hijos, con respecto a la tecnología?

Que haya mucho diálogo y confianza. Que si ellos tienen una duda, se sintieron incómodos con algo, tuvieron miedo o sintieron atracción por alguna publicación, puedan acercarse a los padres y conversar al respecto. Se trata de monitorear y acompañar, no de controlar.

¿Por qué es importante explicarles sobre la huella digital?

La huella digital es la identidad que vamos creando con cada publicación que hacemos en internet. Todo el tiempo estamos construyéndola y forma parte de uno mismo. Somos una misma persona: la real y la virtual y todo impacta en el futuro y en la vida concreta y material.

Nuestros curriculums hoy son las redes sociales. Inclusive si conocés una nueva persona, lo que publicaste va a influir en esa nueva relación ya sea amorosa o de amistad.

En tu libro “Efecto pantalla. Cómo lograr el equilibrio digital” destacás la importancia de lograr un balance entre la vida digital y la analógica, ¿por qué?

La felicidad no es publicar una foto y obtener muchos likes; sino vivir experiencias y recordarlas. El like genera alto nivel de ansiedad, angustia, tristeza y enojo cuando no se recibe cuando uno lo espera. Cuando la vida y las emociones pasan por la pantalla es momento de regular su uso.

¿Cuáles serían los síntomas de alerta en cuanto al uso de las redes sociales, para que los padres tengan en cuenta?

Si un chico en vacaciones dedica un tiempo a jugar con el celular pero, además de eso, se encuentra a jugar al fútbol con sus amigos de manera presencial, fuera de las redes y le gusta dibujar, cocina, toca un instrumento o ve otras cosas, está bien.

No importan tanto las horas, sino las emociones que surgen a partir de esto. Si el único interés de la persona o del niño pasa por el mundo virtual, es un problema y ahí tenemos una alerta.

Los padres son responsables de buscar y ofrecer otras actividades alternativas para que hagan los chicos. No es ingenua la adicción que generan las redes y los juegos del celular: están diseñados para que la gente esté pendientes y se vuelvan adictos a ellos. Así, un chico con menos recursos será más fácilmente atraído por esto por eso los padres deben buscar alternativas, ofrecerlas y monitorear que esto se haga. Si no es así, hay que poner límites, así como se ponen en otras cosas porque parte de la educación poner límites.

Señales de alerta que se deben tener en cuenta en los chicos

- Cambios de actitud

- Irritabilidad

- Enojo

- Encierro

- Problemas para dormir

- Verlos más tristes

- Si se pone tenso cuando recibe un mensaje u oculta su celular a los adultos

- Si está aislado de sus pares

Comentarios