Son cuatro los acusados por el doble crimen de Villa 9 de Julio - LA GACETA Tucumán

Son cuatro los acusados por el doble crimen de Villa 9 de Julio

La Policía realizó ocho allanamientos buscando a los sospechosos, pero no pudo capturar a ninguno. Podrían comenzar a presentarse a partir de mañana. Se recupera el niño baleado.

20 Dic 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

EVIDENCIAS. Un perito en la escena donde se registró el doble crimen.

La vida de los habitantes de dos barrios de Villa 9 de Julio se ha modificado considerablemente. Por el enfrentamiento de dos familias, que dejó un saldo de tres muertos y cinco heridos, en cada esquina se percibe un clima de tensión. Pero la presencia policial que está tras los pasos de los sospechosos de haber participado en dos enfrentamientos, se ha transformado en una constante.

El martes fue asesinado Gonzalo Figueroa en el barrio San Roque de un disparo en el pecho. También resultaron heridos su hermano Julio y el vecino Cristian Mansilla. Por ese hecho ya se presentó Franco “Caco” Almirón al que se le dictó la prisión preventiva por 60 días. Pero aún se encuentra prófugo un tal “Manzanita”, pero no se descarta que en las próximas horas el fiscal Carlos Sale solicite la detención de otras personas.

El viernes, en el barrio Matadero, un tal “Miguelón”, hermano de los Figueroa, acompañado por otras cuatro personas, se presentaron en Blas Parera al 500 y comenzaron a realizar disparos en contra de un grupo de personas que se encontraban en el lugar. Mataron a Héctor Gabriel Amaya (33) y a Leonardo Sepúlveda (26). Resultaron heridos Gonzalo Greco (12), Maximiliano Limdon (19) y Franco Galván (26) que ya fue dado de alta porque sólo recibió un disparo en la mano izquierda.

El adolescente, que recibió tres disparos, sigue evolucionando favorablemente. En la madrugada de ayer, los médicos del hospital de Niños lograron estabilizarlo. Sin embargo, les habrían anticipado a sus familiares que necesitaban al menos otras 48 horas para determinar cómo sería su estado.

Los investigadores no tienen dudas. Este cruento ataque fue cometido para vengarse de la muerte de Figueroa. Los atacantes habrían escuchado la audiencia de imputación en contra de Almirón, donde se consignó que sus familiares se habían refugiado allí porque temían sufrir represalias. Los fallecidos y al menos uno de los heridos serían primos de “Manzanita”.

Sale logró que un juez de turno autorizara a la división Homicidios a realizar un total de ocho allanamientos en busca de “Miguelón”, “El Sucio Alexis”, “Maxi” y “Cabeca”. Las medidas se concretaron en diferentes barrios de la capital y en Villa Carmela, pero no se pudo concretar ninguna detención.

Los defensores de todos los prófugos, de alguna manera u otra, realizaron averiguaciones para presentarlos a las autoridades. Si bien es cierto que puede ser una maniobra para evitar que la Policía los siga buscando, recién lo harían a partir de mañana. “Nadie quiere entregarse un sábado o un domingo para no quedar encerrado un fin de semana”, señaló uno de los profesionales.

Con el correr de las horas se van conociendo cuáles podrían haber sido los motivos de los enfrentamientos. Los Almirón serían los compradores de la droga que comercializan los Figueroa. El crimen de uno de los miembros de la familia, en el mundo del narcomenudeo, se paga con la muerte. No reaccionar así es considerado como una muestra de debilidad en ese oscuro mundo. Pero el problema es que los acusados de vender sustancias prohibidas rompieron todos los códigos al haberse vengado tan rápido.

“Eso está mal visto. Como la Policía está en todos lados, las ventas en los quioscos pueden bajar. Entonces eso puede molestar a otra gente. Y eso es lo que sucedió aquí. La tensión continuará por varios días más”, anticipó Julio Medina.

Su vecino Marcos Heredia agregó: “cada vez que estos infelices se ‘moquean’ deciden entregarse. Y no lo hacen porque son buenitos, sino porque saben que la Policía los está buscando y pueden encontrarle la droga que ellos venden. Todo está bien organizado aquí”.

Los vecinos señalaron a “Miguelón” como el líder de una red de narcomenudeo en el barrio San Roque. “Si él cae, otro querrá quedarse con su lugar y habrá más problemas y muertes”, anticipó Medina.

Comentarios