Cómo fue trabajar en una terapia intensiva durante el pico de casos en Tucumán - LA GACETA Tucumán

Cómo fue trabajar en una terapia intensiva durante el pico de casos en Tucumán

Agentes de salud dijeron que, durante dos semanas, fue difícil tener camas libres. "Dimos prioridad a los jóvenes", explicaron.

03 Dic 2020 Por Matías Auad

No son muchos los que vieron lo que sucedió puertas adentro del sistema de salud durante el pico de contagios en Tucumán.

Vanesa Soria, trabajadora de limpieza del área Covid del Hospital Centro de Salud, estuvo ahí. “Vi mucha impotencia por parte de médicos y enfermeros que no podían hacer mucho por los pacientes que fallecieron esperando un respirador”, recuerda la joven de 32 años.

El médico residente Luciano Llovera, que trabaja en el área de piso y terapia Covid-19 del mismo hospital, dice que eso sucedió a finales de octubre, durante un par de semanas. “Estábamos colapsadísimos: no había camas de terapia ni en la parte privada ni en la parte pública. Hubo gente que necesitaba respirador y no accedía, pero no han sido la mayoría de los casos. Se habló con la familia de los pacientes y se les dio prioridad a los jóvenes”, lamenta.

En la Terapia Intensiva son atendidos los pacientes más críticos. MATÍAS QUINTANA

El joven de 27 años recuerda que una enfermera de terapia intensiva le llegó a pedir una cama para su abuela de 83 años. Él recorrió las salas y no encontró. Llamó a la dirección del hospital y pidió que consiguieran en la parte privada. No había. En otros hospitales tampoco. “Esto pasó pocas veces en el Centro de Salud, pero pasó”, aclara. Por el estrés que causó el colapso, Luciano tuvo que empezar tratamiento psicológico.

Se trabajó “a cama caliente”, como se dice en la jerga médica. Esto significa que mientras se alistaba una cama que acababa de ser desocupada (por fallecimiento o por mejoría de un paciente), ya había otro que la necesitaba esperando en la puerta.

“En algún momento tuvimos que tener pacientes en sectores de shock room hasta tanto se desocuparan camas de la terapia. Hemos estado al máximo de la ocupación”, reconoce el doctor Luis Guardia, jefe de la Terapia Intensiva del Centro de Salud.

Recuerda que justo cuando se dio el pico máximo de contagios, hubo mucho personal que se enfermó y estuvo de licencia. “Hubo días en los que tuvimos un sólo médico a cargo de 12 camas, cuando la relación óptima es que haya uno cada seis camas. Son situaciones extremas”, detalla.

FOTOS DE MATÍAS QUINTANA

Hoy la situación ha mejorado por la baja de casos registrados. “Hace cuatro días (por los primeros días de la semana pasada) que tenemos tres o cuatro camas vacías”, observa la trabajadora de limpieza del hospital. Cuenta que en el tercer piso se volvieron a escuchar las bromas entre enfermeros y médicos, a diferencia de los momentos críticos, cuando ni siquiera había tiempo de decir desayunar o de decir “buen día”.

Cifras oficiales hasta el 29 de noviembre

-4.015 agentes trabajaron en sectores COVID-19.

-4.361 agentes de salud se contagiaron del total de 18.000 trabajadores.

-2.745 se recuperaron, tuvieron el alta y se reincorporaron al trabajo.

- 36 profesionales fallecieron; 25 estaban en actividad y 11 estaban con licencia.

FOTOS DE MATÍAS QUINTANA

Temas

Coronavirus
Comentarios