Una novela sobre vicios y obsesiones

Narración con filos que lastiman.

08 Nov 2020

NOVELA

LITIO

MALEN DENIS

(Concreto - Buenos Aires)

En un principio temía que fuese otra novela más de las que enmascaran con mala literatura a una vivencia personal. Algo que parece estar de moda. Por suerte Litio no defrauda. Novela sobre obsesiones y vicios, donde el amor es vicio y obsesión. Y ya se sabe que ninguna de esas cosas puede ser buena. La protagonista, una mujer joven, enfrenta los recuerdos propios y ajenos en una casa que no le pertenece y que se obliga a cuidar. Los objetos y las mascotas, unos gatos ariscos, se empeñan en agravar la crisis que atraviesa.

Un personaje ausente físicamente, pero a su vez demasiado presente, domina, humilla y maltrata a nuestra protagonista. Él es la medida de todas las cosas, el de la voz que se impone y manda a callar. Es el principio y el fin. Y ella no quiere ni puede escuchar a los demás.

Un pasillo oscuro y vidrios amenazantes conviven con la oscura depresión que crece en la narradora, y cuyos filos lastiman más que las afiladas uñas de los gatos. El temor a seguir el camino de una madre suicida y la incapacidad de tomar la misma decisión que Violeta, aquella que pudo escapar del círculo enfermizo del ausente, reaparecen una y otra vez en la narración.

Malen Denis nos regala en esta, su primera novela, una narración de bordes difusos, rincones oscuros y de filos que lastiman. Pero como se ha hecho fuerte en la poesía, su narración tiene una belleza de resabio lírico. Tampoco falta una cuota de humor negro y sarcásticas reflexiones. Algo de ese humor criollo con el que nos sentiremos identificados. No importa que nos sumerjamos en sombras. La poesía innata de la obra será el bálsamo gracias al cual podremos llegar hasta el final.

© LA GACETA

Juan Francisco Baroffio

Comentarios