Los amores y odios que enciende el peronismo afloraron en un debate de "Panorama Tucumano"

Los dirigentes Enrique Romero y José Vitar se cruzaron en diversos momentos de la discusión, acerca del 17 de Octubre. Jesús Salim defendió el kirchnerismo, y Alberto Pino aportó la voz de la juventud.

14 Oct 2020

El 17 de Octubre se conmemorará el 75° aniversario de la movilización popular que dio origen al movimiento peronista: una multitud de trabajadores y de ciudadanos pertenecientes a las clases populares se congregó en la plaza de Mayo, para reclamar por su líder, Juan Domingo Perón. El acontecimiento pasó a la historia conocido como el Día de la Lealtad.

Para conocer un poco más sobre lo que implica el peronismo, "Panorama Tucumano" convocó a cuatro dirigentes que se reivindican parte de ese movimiento, aunque militan en espacios diferentes. El subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, y presidente del partido Producción, Educación, Restauración y Orgfanizacpon Nacional (Perón), Enrique Romero; el ex diputado nacional y referente del Frente Grande, José Vitar; el gerente regional de la Administración Nacional de la Seguridad Social y ex legislador provincial, Jesús Salim, y el presidente de la Juventud Peronista en Tucumán, Alberto Pino.

Los conductores del ciclo, Carolina Servetto y Federico van Mameren, hicieron de moderadores de un debate durante el cual afloraron las pasiones -los amores y los odios- que despierta, desde el momento mismo de su nacimiento, el peronismo.

Al inicio del debate, durante la presentación de cada uno de los participantes y cuando estos formularon sus opiniones respecto de lo que significa el 17 de Octubre, reinó cierta tranquilidad. Pero casi inmediatamente agotado ese tiempo, comenzaron a cruzarse Romero y Vitar. Salim y Pino aportaron a ese intercambio, mayormente encolumnados detrás del ex diputado nacional.

"El 17 de Octubre cambió la historia de este país; hay una Argentina antes y otra, después. Lo que se denomina 'grieta' es la reacción de determinados sectores del elitismo oligárquico, que nunca aceptaron que trabajadores y sectores populares reclamaran su lugar en la sociedad argentina. Ese día los trabajadores salen a rescatar a la persona que le había dado derechos", dijo Vitar.

"El peronismo ha ido tomando formas acorde a los actores que lo iban ejecutando. Más allá de fechas históricas, el peronismo es un sentimiento. Nosotros, los jóvenes, nos sentimos interpelados. El 17 de Octubre nació el peronismo; ese día se conmemora la lealtad del pueblo que sentía que había obtenido alegría", dijo Pino.

"El peronismo es una forma de vida, por eso nos une en el sentimiento y en la doctrina que nos dejó Perón. El peronismo deja enseñanzas, y los dirigentes lo van teniendo como una forma de vida; y van aplicando esa filosofía en su quehacer cotidiano. Por eso a veces no estamos en un mismo espacio politico, pero adherimos a la doctrina, a esa esperanza hecha partido politico", señaló Salim.

Luego, a su turno, Romero planteó la polémica. "Lealtad a qué o a quién. El 17 debo tener espíritu crítico: el congreso del patido no delibera, las juntas departamentales no exiten. La vicepresidenta (Cristina Fernández) dejó 12 millones de pobres. ¿Qué tiene que ver eso con el peronismo. ¿Lealtad a José López? ¿A Jorge Alperovich, a Beatriz Rojkes? El peronismo se convirtió en la pulperia de la media teta. Ha habido primacía de que billetera mata galán", aseveró el funcionario municipal

"El peronismo tiene esa amplitud que nos permite disentir, pero no hay  que ser obsecuente. Como juventud venimos planteando diversas posturas  en muchos aspectos. Pero es un error abocar la coyuntura al Día de la  Lealtad, porque esta trasciende la coyuntura. El dinero es perverso, nos  toca mucho en la militancia. Y lo discutimos", añadió Pino

En ese momento comenzó el cruce entre Romero y Vitar. Este último le dijo al funcionario municipal que le parecía una verdadera canallada definir el Gobierno de la ex presidenta como que dejó 12 millones de pobres. "Vos, Romero, descubriste todos los males del peronismo ahora, pero estuviste con (Carlos) Menem", le enrostró.

Romero le señaló a Vitar que este también había militado con Menem. "Sí, yo creí en la Revolución Productiva y en el Salariazo; pero cuando vi la corrupción me fui; vos te quedaste", le reprochó.

En medio, Salim admitió que el peronismo despierta esas pasiones. "Yo soy de otra generación; aquel 17 de Octubre fue el amor de los trabajadores por un líder. Y aunque a algunas personas no les parecezca, eso volvimos a verlo el 27 de octubre de 2010, con la muerte de (Néstor) Kirchner. Y si alguien fue leal a la doctrina peronista esa fue Cristina, que generó seis millones de puestos de trabajo y concedió la jubilación por ama de casa, y muchas reivindicaciones más, propias del peronismo", afirmó Salim.

Vitar señaló que desde su mismo origen, los peronistas siempre fueron señalados como subversivos o como corruptos. "En la Argentina hay un Gobierno que recibió un país destruido, una herencia espantosa. Y cuando el Gobierno empezó a querer tomar las primeras medidas vino la pandemia", afirmó. A lo que Salim añadió: "el gobierno de cambiemos destruyó el aparato económico".

Por momentos, debido a los cruces entre ambos, no se entendía lo que decían Romero y Vitar; y los otros participantes poco espacio tenían para aportar al debate.

"Algunos compañeros son traidores. El movimiento peronista no es un partido politico, sino un movimiento social. Hoy la lucha es por el privilegio y la 'tarasca'. Los nuevos ricos en la Argentina son los politicos. Han usado el Partido Justicialista para que los banquen las arcas del Estado", fustigó Romero.

Luego, Vitar le insistió que él había junto a Menem; y Romero le respondió que aquel había militado con Fernando de la Rúa. "No, yo cestuve en una alianza contra Menem", explicó Vitar.

Casi sobre el final del debate Romero afirmó que la grieta se había sellado con el abrazo entre Perón y Ricardo Balbín, pero que Fernández de Kirchner la había vuelto a abrir, con su odio. "No hay ideología, no hay doctrina", dijo el subsecretario de Transporte de San Miguel de Tucumán.

Salim le repondió: "la lealtad de Cristina al peronismo estuvo dada en cada acción de su Gobierno".

El debate se extendió por un tiempo más, y cerró con una definición de cada invitado sobre Cristina, sobre Menem, sobre Eduardo Duhalde, sobre Alberto Fernández.

Fuera de las cámaras, según contó Van Mameren a la vuelta del corte, Romero y Vitar se despidieron con un abrazo.

Comentarios