A partir de octubre, el Subsidio de Salud aumenta un 10% los aranceles a los prestadores

Lo confirmó Fernando Avellaneda, titular de la entidad.

28 Sep 2020
1

SUBSIDIO DE SALUD. ARCHIVO

El Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst), conocido como Subsidio de Salud, anunció que mejorará los aranceles a los prestadores en un 10% a partir de octubre. Fernando Avellaneda, titular de la entidad encargada de la seguridad social de alrededor de 350.000 trabajadores estatales tucumanos y sus familias, explicó que se trata de un incremento gracias a una decisión tomada por el Poder Ejecutivo.

El anuncio ocurre en simultáneo al reclamo de distintos colegios de profesionales de la salud quienes habían solicitado incrementos que rondan el 40%, entendiendo que ese porcentaje equiparaba la inflación interanual desde las últimas actualizaciones. A raíz de la crisis económica aparejada a la pandemia, el Poder Ejecutivo provincial no habilitó las discusiones paritarias, por lo que si no hay incrementos salariales no aumentan los ingresos de la obra social provincial. 

"Si me pregunta si desde la obra social estamos satisfechos, la verdad es que no. Entiendo el reclamo de las entidades profesionales pero tengo la responsabilidad de poder generar los incrementos en base a los ingresos, no puedo generar incrementos que no correspondan con los ingresos que no ha tenido la institución", respondió Avellaneda ante una consulta de LA GACETA.

"En realidad hay realidades distintas porque hay algunos colegios que han tenido incrementos y que han sido distintos con cada profesión. Por eso no me parece incluir las situaciones de todos los prestadores, es difícil. Los ingresos de la obra social provincial dependen de los aportes y contribuciones de los trabajadores, no tiene ingresos por fuera de eso. Los últimos incrementos que tuvieron los trabajadores este año no fueron remunerativos. El último incremento de marzo de este año fue no remunerativo. Esta situación se presenta en todo el país y en todas las provincias está la preocupación de cómo hacen las obras sociales estatales para afrontar las necesidades económicas y mantener las prestaciones. Si hubo incrementos salariales, han sucedido de forma no contributiva, es decir que no realizaron aportes que mejoren los ingresos de las obras sociales provinciales. No pasó sólo en Tucumán, sino en todo el país", expuso la situación el titular del Subsidio de Salud.

Sobre el caso provincial, explicó que si los últimos incrementos que reconocen el tramo final de la cláusula gatillo hubieran sido remunerativos, el incremento de ingresos  a la obra social equivaldría a una suba del 10% en los ingresos del subsidio. 

"El incremento de la cláusula gatillo de diciembre de 2019 ha sido reconocido por el Gobierno a los trabajadores desde junio, generando pagos en cuotas hasta diciembre. Ese incremento si fuera remunerativo significaría un 10% más en cuanto a masa de aportes y contribuciones a la institución. Esto es lo que el Gobierno provincial entendía que debía generar un apoyo a la obra social para generar alguna mejora en el incremento. Esto es, generamos de promedio un aumento del 10% a las distintas entidades prestadoras de salud que es el ingreso extra que se nos generó para empezar a abonar desde octubre. Esto significa que la consulta médica que estaba arriba de los $ 500 tendrá un aumento de más de $ 50, lo que la llevará por encima de los $ 600", comentó Avellaneda.

"Muy pocas obras sociales nacionales han adecuado los valores. Entiendo el reclamo de los prestadores, tiene legitimidad pero cuando se escucha el pedido que se adecúen los valores a la inflación, eso no ha sucedido en ningún ámbito, no hubo paritarias ni aumentos con esos incrementos. Por eso cuando charlo, porque el diálogo es permanente con las entidades prestadoras, exigirle a la obra social provincial incrementos en relación a la inflación, saben que no es posible dar esa respuesta. Es una imposibilidad pero no descarta que trabajemos en buscar soluciones para las distintas entidades, encontrando una forma de generar cobertura y que se mantenga la atención para todos los sectores. En la medida de las posibilidades, la obra social busca valores acordes y entendemos que apenas mejore la situación podremos mejorar más", reflexionó Avellaneda.

Y agregó: "no quiero que esto se entienda como un reclamo pero quienes sí tuvieron incrementos acordes a la inflación fueron las prepagadas, por ahí no estaría mal que le exigieran a las prepagas valores como le exigen a las obras sociales estatales donde los incrementos van de la mano de los sueldos de los trabajadores. Este es un problema que vamos a subsanar en un futuro mediano".

Comentarios