Polémica en Yerba Buena: el municipio le pone un freno a las obras de ampliación en un cementerio

En la Intendencia afirman que la empresa obtuvo el apto ambiental de la Provincia, pero debe regularizar ciertos aspectos ante Catastro.

25 Sep 2020
1

SERVICIO FÚNEBRE EN TIEMPOS DE COVID. Cementerio San Agustín. Foto Archivo LA GACETA / José Nuno

Las obras para la ampliación del cementerio San Agustín generaron polémica en Yerba Buena.

Un grupo de vecinos fue recibido ayer por el intendente de esa ciudad, Mariano Campero (UCR-Yerba Buena), quien tomó nota del pedido para evitar la puesta en marcha de esos trabajos.

En paralelo, la ciudadana María Agustina Bauque activó un petitorio en Change.org que este mediodía rondaba las 600 adhesiones. "Nos oponemos (...) porque se intenta instalar 2.500 tumbas y un crematorio en una zona considerada de recuperación ambiental, con el enorme peligro de contaminación directa de las napas freáticas y acuíferos existentes en dicha área. Todo esto vulnera lo establecido por el Código de Planeamiento Urbano de Yerba Buena y las leyes de Medio Ambiente", señala la consigna vecinal.

El jefe de Gabinete de la Municipalidad, Manuel Courel, le explicó a LAGACETA.com que hasta el momento la empresa había obtenido el apto ambiental por parte de las áreas provinciales competentes, al igual que el visto bueno en cuanto a la factibilidad del proyecto. Sin embargo, detalló el funcionario, hoy se dio la orden de suspender las obras en el anexo del cementerio San Agustín hasta tanto se regularice la presentación de documentaciones ante Catastro municipal.

En lo que no se avanzó hasta el momento, explicó Courel, fue con la instalación de un crematorio. Así, al menos por ahora, esa posibilidad no está contemplada para Yerba Buena.

En cuanto a la ampliación del cementerio, el funcionario remarcó que los expedientes están todavía bajo análisis. "Todos los reclamos vecinales son entendibles, y siempre los recibimos y los escuchamos. Nos estamos manejando en el marco de las normativas vigentes. A la vez, tenemos que mediar ante esta realidad, que es la gestión de los cementerios", describió Courel. Y aclaró que prácticamente no quedan parcelas disponibles en la necrópolis municipal.

En la Intendencia recordaron que la empresa había iniciado los trámites para la ampliación de ese servicio durante la gestión del peronista Daniel Toledo. El expediente pasó por el Ejecutivo municipal, tuvo el visto bueno del Concejo Deliberante y quedó en su etapa final, prácticamente listo para su habilitación. Eso sucedería una vez que Catastro dé el aval para que reinicien las obras.

En la "Ciudad Jardín" recordaron que habían recibido al inicio de la pandemia una nota del Comité Operativo de Emergencia (COE) de la Provincia en la cual se advertía sobre la necesidad de avanzar con la ampliación de los cementerios municipales. Además, a la Intendencia llegó un informe de empresas fúnebres de Tucumán que alertan sobre la cantidad de decesos producidos este mes, al punto de que habrían brindado un 60% más de servicios en septiembre de 2020 que en septiembre de 2019. Todos datos que, además de los reclamos vecinales, en el Ejecutivo municipal toman en cuenta.

Comentarios