El rojo fiscal en la Argentina será de “magnitudes históricas”

Invecq advierte sobre el financiamiento del bache financiero federal.

02 Ago 2020
1

El Poder Ejecutivo ha enviado a la Cámara de Diputados un pedido de ampliación presupuestaria para este año. El presupuesto modificado arroja como resultado un déficit fiscal de magnitudes históricas, lo que implica un gran desafío respecto de su financiamiento, por un lado, y a su posterior corrección. “Si bien podría pensarse que el oficialismo exageró parcialmente las previsiones, quizás como una actitud precautoria en caso de que la coyuntura lo amerite, en los papeles la Secretaría de Hacienda está esperando para el cierre de este año un déficit primario del 8,3% del PBI y un desequilibrio fiscal total de 11,2% del PBI, al perforar los más de $ 3 billones de déficit”, advierte Invecq Consulting. Siendo algo más conservador en las proyecciones, la consultora espera que el desequilibrio fiscal sea algo menor (7,5% primario y 10% total); de todos modos, implica números históricos. “Un rojo primario de tal magnitud solo fue superado en 1975 y 1976, mientras que si consideramos el déficit total hay solo cinco años con números similares o superiores (a los anteriores se suma el período 1981-1983)”, puntualiza.

Tomando las proyecciones oficiales, este incremento del desequilibrio fiscal en relación al cierre de 2019 se explica por 3,2 puntos del PBI de gastos para atender la emergencia desatada con la pandemia y otros casi 5 puntos del PBI de pérdida de ingresos como consecuencia de una de las recesiones más profundas de la historia económica argentina. Este análisis es importante para pensar como podría ser la evolución futura. “Por ejemplo -sostiene Invecq-, si pensáramos que para el ejercicio 2021 podrían eliminarse todos los gastos de emergencia, no incrementar en términos reales todo el resto del gasto ordinario y recuperar la mitad de los ingresos perdidos como consecuencia de alguna recuperación económica moderada, el fuerte desequilibrio primario de 8,3% podría corregirse hasta un 2,5%”.

En adelante, y siguiendo los criterios actualmente planteados en el presupuesto, el gobierno deberá colocar como mínimo $ 300.000 millones en la plaza local para poder financiar el total del rojo financiero, proyecta. Con lo que deberá mantener resultados similares a los de julio para cumplirlo. En lo que resta del año, el gobierno nacional enfrenta vencimientos de capital e intereses por más de $ 800.000 millones, de los cuales el 55% del total, tienen por acreedor al sector privado. El desenlace del escenario de deuda internacional será un factor clave para definir qué puede suceder localmente para cubrir este bache financiero previamente mencionado, que de no hacerlo podría derivar en una inestabilidad mucho mayor para la economía, finaliza la consultora.

Comentarios