Cartas de lectores

29 Jun 2020

PAMI NO ESCUCHA

El título no es sarcástico; es literal. Si Ud. necesita realizar una consulta, tiene que llamar a los teléfonos identificados con el 138 o 0800 222 7264. Inténtelo. Puede que alguien alguna vez logre ingresar un “bocadillo vocal”. Hasta tanto, el que aventuró la llamada para solicitar información o requerir ayuda urgente, quedará expuesto a sucesivas tandas de avisos de servicios, pañalines y descuentos de medicamentos -entre varias otras virtudes-, con pequeños intervalos en los que deduzco que a la grabación se le seca la lengua para antes tranquilizarlo con un: “aguarde un instante, en breve será atendido”, y que luego de algunos segundos, aspira un sorbo de aire para arremeter otra vez con idéntica tanda. Al cabo, termina aprendiéndosela de memoria. No es suficiente aconsejar el “quedate en casa”, si los responsables de este pretendido servicio no están en condiciones de brindar; máxime si ello implica directamente a la salud de los adultos mayores. PAMI no escucha; habla, bla, bla, bla.

Roberto A. Ahmad

Congreso 320

San Miguel de Tucumán

LOS BOLSONES DEL PAMI

Por este intermedio doy gracias a los señores del PAMI por determinar que nos paguen a través del cajero automático el dinero en efectivo en vez de darnos el bolsón de alimentos mensual. Esto evita el manipuleo de los mismos al pasar por muchas manos. Quiera Dios que siga el mismo procedimiento para los meses que vienen, así nosotros los jubilados compraremos lo que más necesitemos en efectivo o débito. Y el PAMI no tendrá la necesidad de llamar a licitar los alimentos y todo será transparente.

Antonio E. Silva

Manzana U Casa 7 Barrio 210 Viviendas San Andrés

San Miguel de Tucumán

LICENCIA DE CONDUCIR

Lograr obtener un turno para gestionar o renovar una licencia de conducir en la Municipalidad de San Miguel de Tucumán se ha convertido en una odisea. La única manera de iniciar el tramite es obteniendo un turno vía on line. Hace más de 45 días que intento obtenerlo y es totalmente imposible hacerlo, cualquiera sea el día u hora que lo haga. Las autoridades municipales deberían investigar y mejorar el sistema, puesto que de la actual forma no atiende a las necesidades de los ciudadanos, dejándonos totalmente desprotegidos.

René Alberto Parra

Suipacha 989

San Miguel de Tucumán

JUSTICIA E IMPUNIDAD

Se está convirtiendo casi en una norma que las investigaciones por delitos contra funcionarios del Estado no lleguen a su fin, abonando con ello el campo de la impunidad. ¿Es esto en realidad lo que hemos votado y queremos los argentinos? Me refiero a la potestad de jueces y funcionarios de la Justicia que hacen adormecer expedientes donde figuran involucrados funcionarios públicos, hasta que la causa cae por vencer los “plazos razonables” para resolver la situación procesal. Entiendo que en causas penales son los jueces y fiscales los llamados a llevar adelante el deber de lograr las pruebas que conduzcan a la demostración de los hechos. Estas no bajan espontáneamente del cielo como lo hiciera el pan bíblico. El hecho es que las causas, luego de un largo período de inactividad -que puede llamarse “cajoneo” del expediente en la jerga de la calle- el juez dicta una medida discrecional -casi sin fundamento- solamente sustentada en el paso del “tiempo razonable para resolver”. Queda entonces el interrogante acerca de lo que ha quedado en medio del camino. Es motivo para que cualquier ciudadano pueda conjeturar la impunidad de que gozan los funcionarios públicos para ser investigados por corrupción. Otro motivo para la suspicacia, es detenerse a pensar que en más de 20 años no hay una sola condena por actos de corrupción económica en contra de funcionarios, lo que nos lleva –conociendo la realidad de nuestro medio- a la absurda conclusión de que tenemos la suerte de vivir en un país gobernado por ángeles. La actitud de la Justicia, a veces parece cercana a un encubrimiento. Tiende a ser demasiado generosa en el juzgamiento de hechos de corrupción, poniéndose más bien en dirección de los caminos que llevan a la impunidad, por una interpretación algo forzada del principio de la duda a favor del reo. ¿No sería más razonable que se pusiera en una actitud ecuánime para beneficiar mediante un juicio justo al pueblo que sigue esperando justicia? ¿No sería más razonable que el funcionario inculpado por algún delito, por respeto a quienes lo votaron ponga ante la Justicia la prueba de su inocencia, sin esperar algún favor de los jueces? La Justicia nunca puede quedar relegada a ser instrumento para favorecer impunidades.

José Luis Díaz Robín

[email protected]

LA PANDEMIA Y LA POLÍTICA

El mundo sin duda está viviendo un momento trascendental como consecuencia de esta pandemia, que marcará un futuro donde muchas cosas ya no serán iguales. A la Argentina la sorprendió en condiciones de debilidad muy grande, con un enorme estancamiento después de varios años sin crecer, con la sospecha de que el Gobierno no sabe qué hacer y nos llevó a la cuarentena más larga del mundo, poniendo la disyuntiva que el que quiere trabajar está en contra de la vida. Ninguna economía puede aguantar más de 100 días de confinamiento, en un país sin reservas, con la mitad de la población hoy pobre, problemas de infraestructura, emitiendo moneda, endeudado, casi en default, con algunos que no saben quién gobierna y otros seguros de que gobierna la vicepresidenta. Donde la pandemia es la pantalla para soltar presos, para que la Justicia ni el Congreso funcionen, para que se le otorgue a un ex vicepresidente condenado a cinco años de prisión una jubilación exorbitante, y todavía reclame meses impagos mientras estaba en la cárcel. Un presidente que prometió cerrar la grieta, y se enoja con periodistas que le hacen preguntas que no le gustan. La expropiación de Vicentin, la noticia de que Latam se va del país, son hechos negativos para el clima de negocios necesario para la inversión privada. Los que queremos vivir en libertad y en una república, frente a estas señales de agotamiento, le debemos pedir a la oposición que es imprescindible unirse detrás de líneas de acción que marquen el rumbo de las futuras políticas de Estado. Pero basados en una deliberación sincera y profunda, que haga surgir leyes duraderas, dotadas del atributo de la legitimidad. Nuestros hijos pueden dejar de salir, de hacer deportes, de ir al colegio o a la universidad por un decreto de necesidad y urgencia. Las leyes tienen que tener la capacidad operativa de lograr apoyos, reunir consensos y prolongarse por mucho tiempo. Recrear confianza para impulsar la inversión y el desarrollo. Este cambio en nuestra cultura podrá plasmarse con un nuevo tipo de liderazgo político. Un liderazgo con vocación institucional, con sentido de compromiso entre partidos diferentes, distante de la confrontación y el desprecio al adversario, con resuelta convicción y adhesión a la legalidad. Un liderazgo capaz de convertir la palabra del Congreso en leyes sustentables y legítimas. Que terminar con la grieta no sea un enunciado electoral, sino una necesidad imperiosa para el futuro de nuestros hijos y nietos. Y la independencia de la Justicia como poder esencial del Estado. Es urgente recuperar estos valores.

José Manuel García González

[email protected]

PILOTO DE TORMENTA

Discrepo absolutamente con el lector Ricardo Rearte, quien en su carta del 26/06 califica a Alberto Fernández como “un piloto de tormenta con evidentes limitaciones”, ya que yo considero que el Presidente está “piloteando” de la mejor manera la dramática situación que estamos atravesando. Si bien dicen que las comparaciones son odiosas, es imposible no hacerlas, ya que ante igual problema (la pandemia) los países han tomado distintos caminos para afrontarla. Así que, si consideramos los números (que en este caso son nada más y nada menos que vidas humanas) en otros países, concluimos que el camino tomado por el Gobierno argentino ha sido uno de los más apropiados. La cantidad de muertos (1.200) y de infectados (53.000) que padecemos en nuestro país a la fecha, contrastan tremendamente con las cifras de aquellos países que optaron por cuarentenas más “light”, caso Estados Unidos (125.000 muertos, 2,4 millones de infectados) o Brasil (55.000 muertos, 1,2 millón de infectados) o Gran Bretaña (43.000 muertos, 310.000 infectados), sólo por nombrar algunos. Dice también el lector Rearte que los resultados en materia económica están siendo desastrosos en la Argentina; ante esta afirmación, y aunque digan que “mal de muchos es consuelo de tontos”, en este caso creo que es válido consolarnos con que, por ejemplo, en Estados Unidos (la mayor potencia mundial) la caída del PBI será monstruosa, al igual que la tasa de desempleo, situaciones similares suceden en Gran Bretaña, Brasil, Italia, España y demás países más desarrollados que el nuestro. Por otra parte el lector Rearte afirma que “lentamente el mundo comienza a dejar atrás el tsunami pandémico”; lamento contradecirlo pero esto es falso, evidentemente este señor no se está actualizando con la información ya que la pandemia está resurgiendo en países que creían haberla superado (caso China, Australia, Alemania y varios más de Europa) y sigue azotando duramente en Estados Unidos (ahora focalizada en los estados de Florida, California y Texas), Brasil (que supera todos los días su propio récord de afectados), Perú y Chile (países que ya no dan abasto para atender a sus enfermos o enterrar sus muertos). Ante todo lo que detallé y con los números “sobre la mesa” no puedo más que agradecer que el “piloto” en esta tempestad sea Alberto Fernández y no el “domador de reposeras” quien, considerando su adhesión a las ideas de sus admirados Trump, Bolsonaro, Piñera, nos habría llevado a padecer una tragedia inconmensurable. Invito entonces al lector Rearte que se sume a mi agradecimiento y archive por un rato su acérrimo antiperonismo/antikirchnerismo ya que esto, evidentemente, le está impidiendo tener mayor objetividad en sus análisis.

Oscar Alberto Beltrán

Avenida Belgrano 3.350

San Miguel de Tucumán

INSEGURIDAD EN YERBA BUENA

Ya es insoportable la inseguridad en el barrio Procrear de Yerba Buena. A toda hora hay arrebatos, robo a viviendas y robo a automóviles estacionados. La Policía y la guardia urbana brillan por su ausencia. Urge hacer algo al respecto porque estamos totalmente indefensos.

Rosa Aguirre

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios