Yerba Buena: cuándo se podrá salir a correr otra vez - LA GACETA Tucumán

Yerba Buena: cuándo se podrá salir a correr otra vez

Algunos países permiten la actividad física en calles y parques. En la Argentina no se puede. Yerba Buena y su plan de cuatro cuadrantes. El autocontrol.

19 Abr 2020 Por Soledad Nucci
2

HORCO MOLLE. La pista de salud de la rotonda, sin deportistas.

Este domingo se cumplen 31 días del confinamiento decretado por Alberto Fernández por la pandemia de la covid-19. En estas cuatro semanas, miles de personas que salen a correr, a caminar o a pedalear han quedado metafóricamente enjauladas. Si no han roto la cuarentena, su único contacto con el ejercicio al aire libre ha sido en los jardines, patios o balcones. Si bien algunos países permiten salir a moverse en las calles y en los parques, en la Argentina no se puede.

No obstante, se sabe que el tema sobrevuela los debates del comité médico que asesora al presidente. El infectólogo Pablo Bonvehi, uno de los ocho especialistas que se sientan alrededor de esa mesa chica, le cuenta a este diario que la discusión está plantada. "Soy una víctima de la prohibición de salir a correr. El problema es el control. Se necesita disciplina social. Y conociendo a nuestra cultura, eso será difícil", dice.

En Bruselas, París y Londres, entre otras ciudades, la población tiene permitido trotar con condiciones, como hacerlo en solitario; no más de una hora al día y a un kilómetro del lugar de residencia. También los españoles estudian liberar las corridas a partir del 11 de mayo, si prospera una iniciativa que consiste en exigirles a los runner´s que se mantengan a más de cuatro metros de separación, en vez de los dos metros habituales.

"Aunque creamos que no perjudicamos a nadie, cuando hacemos deportes hiperventilamos y generamos más saliva", advierte Mario Raya. Infectólogo y subdirector del Centro de Salud, coordina la estrategia contra el coronavirus en ese hospital público, escogido en Tucumán como el primero en atención. "No es conveniente. Debemos tomar conciencia de que una cuarentena es una pre-va-cu-na", afirma, silabeando.

- La actividad física refuerza el sistema inmunológico y beneficia la salud física y mental. Con precauciones, ¿por qué no?

- Este virus es muy pesado. La distancia que recorre con un estornudo es de un metro, aproximadamente. Pero al correr, se expande más debido a la inercia. Además, permanece en el aire. Otro corredor que venga por detrás, por ejemplo, atravesaría esa nube de micropartículas.

Quizá el 26 de abril cuando acabe esta fase del aislamiento y se inicie otra, se pueda pensar en eso, sopesa Raya. Empero, advierte que de entre todos los secretos que aún oculta el coronavirus, el de los portadores asintomáticos es uno de los más preocupantes. Y en este caso, un infectado sin síntomas podría diseminar el virus. "Gracias a Dios -prosigue-, la curva de contagios ha evolucionado en forma de meseta. Eso se debe a que hemos hecho una cuarentena precoz. Pero en los próximos 10 días, tendremos probablemente otra curva: la gente no está cumpliendo con la indicación de quedarse en su casa".

En una de sus últimas comparecencias, el presidente sugirió que cada jurisdicción proponga un plan. Dicho protocolo será analizado por la Nación. En Yerba Buena, donde el trekking, el running y el mountain bike son parte de la identidad de la ciudad, ya piensan ciertas alternativas. El director de deportes local, el arquitecto y corredor Matías Haedo, ha preparado dos propuestas: en la primera, ha dividido al municipio en cuatro cuadrantes y ha diseñado un circuito para cada uno, con el objetivo de que los ciudadanos hagan una práctica cerca de su barrio; la segunda alternativa concentraría todo en la avenida Perón. Sea cual fuere la idea, han pensado en habilitar una aplicación para que a través del celular los interesados saquen turnos y se eviten así los tumultos en la vía pública.

En una encuesta de Lagaceta.com, se le preguntó a 500 lectores qué extrañaban desde que empezó el aislamiento. La respuesta más votada fue volver a hacer deportes.

El 5 de abril, la abogada y empresaria Cecilia Merino habría corrido su novena maratón. Se quedó con los tickets aéreos en sus manos. "Ante lo catastrófico del coronavirus, correr o no suena a insignificancia. Hecha esa salvedad, hay que decir que aquel que no lo vive, no dimensiona cuán importante es. A estas alturas, necesito correr tanto como el aire", reflexiona. Por ello, considera atinado que se baraje la desandada y menciona a los alemanes para entender por qué el confinamiento parcial ha funcionado bien allí: con el Muro de Berlín en su pasado, la ciudadanía respeta y cumple las decisiones del gobierno. Y el gobierno promete no tocar más de lo necesario las libertades individuales. "Si bien los argentinos no nos caracterizamos por nuestra responsabilidad, el Estado debería confiar en su sociedad y hacer una prueba", razona.

Para Omar Sued, también integrante del comité asesor presidencial y presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, la decisión de salir a hacer deporte dependerá del plan que presente cada intendente y -sobre todo- de la posibilidad de controlar que las personas no se acerquen demasiado entre sí. De hecho, se manifiesta absolutamente convencido de la necesidad de mantener una distancia mucho más larga de dos metros, si se corre o pedalea. "La separación debería ser de más de cinco metros, debido a que la corriente de aire puede acercar las gotas de saliva", explica, y pone a disposición una investigación belga que ha sembrado preocupación porque indaga justamente sobre la distancia social para hacer running o caminar.

En definitiva, los días por venir serán claves para saber dónde estamos parados con respecto a la epidemia. Con esa información, el Ministerio de Salud nacional perfilará cómo se irá rebobinando la situación, si es que el virus, el único que tiene la última palabra, lo permite.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios