La Argentina del Coronacrash

05 Abr 2020
1

Por Regina Martínez Riekes, Occilis Soluciones Financieras.-

“Cuando se llega a cierto grado de miseria, lo invade a uno algo así como una indiferencia espectral y se ve a las criaturas como si fueran larvas”, Los Miserables – Victor Hugo.

Sentido Común: el menos común de los sentidos

“Sabés que estoy de acuerdo con el Gobierno, pero esto fue una macana grande que va a costar vidas. ¿Cómo no prever algo así? No era tan difícil saber que iba a pasar. Las eternas filas en los bancos se ven todos los meses”. La queja, si bien proviene de una docente universitaria afín al oficialismo, resume el sentimiento de cualquier argentino que miraba desde la cuarentena, el aglutinamiento en los bancos.

Prórroga de vencimientos de tarjeta de crédito.

Prórroga de repatriación del exterior y pago de bienes personales. Congelamiento de alquileres y desalojos. Prohibición de despido por 60 días. La economía en stand-by. Todas medidas anunciadas esta semana, ampliamente apoyadas por el electorado peronista, se vieron opacadas por este desastre sanitario. ¿Qué sentido tienen los 15 días de aislamiento si hacinamos a 3 millones de personas en la puerta de bancos?

¿Cómo se verá afectada la hasta ahora, creciente popularidad del Presidente? Desde su círculo íntimo, esperan ansiosos las mediciones de las próximas encuestas.

Bancos, Anses o Sindicatos: La culpa es del otro

Ante semejante torpeza, la sociedad exige responsables y comienza un sinfín de señalamientos. Habilitado el pago, Anses, de efectivamente conocer a la población a la cual sirve, debería haber organizado una forma gradual de hacerse con el tan preciado efectivo. Los bancos, por su parte, señalan que si bien quieren garantizar el buen funcionamiento de la actividad financiera, es el sindicato, tradicionalmente conocido como “la bancaria”, quien no permite la apertura de las sucursales.

Después de todo, el inciso 24 del articulo 6 del DNU 297 del 19 de Marzo, dispone que quedan exceptuadas de la cuarentena “aquellas actividades que el BCRA disponga imprescindibles para garantizar el funcionamiento del sistema de pagos”. ¿Cómo se explica entonces que los bancos estén cerrados al público general?

Contracción del crédito a pesar de la baja en las tasas de interés

La emergencia frente a la pandemia, justificó la emisión desmedida de dinero. Según información del BCRA, al 2 de abril de 2020 la base monetaria crece a un ritmo de casi 38%: la mayor inyección de dinero en los últimos tiempos. La estrategia es limitar las tenencias de leliqs a los bancos, renovándolas diariamente solo de forma parcial. Es decir, las colocaciones de bancos pasaron de un retorno del 38% anual al 0. Ello explica la emisión de dinero y la consiguiente baja de tasas observada en el mercado.

Si ese dinero estuviera en la economía, ¿cómo se justifica que una de las principales cadenas de electrodomésticos no haya pagado el 100% de los sueldos? ¿Por qué el Mercado Abierto de Valores en Rosario suspendió la operatoria de alguna Sociedad de Garantía Recíproca? ¿Por qué pareciera que nos dirigimos hacia una contracción de crédito en una economía con tasas tan bajas?

“¡La mayoría de los Bancos Privados se corrió! Bajaron los acuerdos”, sintetiza quien tiene más de 20 años de trayectoria en el área de créditos de un importante banco estatal. Pensar que la expansión de base se traduce inmediatamente en un mayor crédito en un contexto de corte de cadena de pagos, es no conocer el funcionamiento de la actividad financiera.

Los bancos privados no tienen detrás la billetera del Estado. El dinero no les pertenece a ellos, sino a los depositantes. Las entidades financieras sólo facilitan el encuentro entre ahorristas y acreedores, intermediando en la transformación de plazos y volúmenes. Es la razón por la cual muchos bancos privados retiraron las líneas de descubierto. “No se trata de márgenes de ganancia, sino de la posibilidad de un crédito irrecuperable cuando del otro lado tenés que hacer frente a la demanda de los depositantes”, responden con cierto enojo desde una de las mayores entidades financieras de capitales privados.

¿La Era de los Redescuentos?

Para evitar una contracción del crédito, lo conveniente sería la apertura de la ventanilla de redescuentos con el Banco Central. Se trata de préstamos que reciben los bancos por parte de la entidad monetaria, a cambio de ceder una cartera de crédito.

Uno de los principales problemas que tiene este tipo de operatoria es el Riesgo Moral (Moral Hazard), típico de los mercados con información asimétrica: los bancos, que cuentan con mayor información sobre sus clientes, tienen incentivos a otorgar créditos de baja calidad, ya que el riesgo de incobrabilidad lo transfieren a un tercero, en este caso el BCRA. La elección es complicada. ¿Se profundiza el corte de la cadena de pagos o se afronta el riesgo moral?

¿No es la Economía, Estúpido?

La magnitud y el alcance de esta crisis no tiene precedentes. Esta semana, los pedidos de seguro de desempleo en EEUU treparon arriba de los 6 millones. Una cifra 10 veces superior que la del crash de 2008.

El origen de esta crisis no es económico ni financiero. A pesar de ello las únicas soluciones posibles hasta ahora anunciadas vienen desde la ciencia dedicada al estudio de la asignación de recursos ante problemas de escasez. Viejas recetas para nuevos desafíos, ¿podrán mejorar la situación? Esperemos, que al menos en el caso argentino, no la profundicen.

Temas

Coronavirus
Comentarios